A algunos les llueve el feed-back y tú no consigues ni un simple ‘like’ con tu cuenta de Instagram. Bien, empecemos por el principio. Tal vez tu deseo no sea ser un hit de la red, sino simplemente publicar fotos simpáticas de tus sobrinos, capturar instantáneas fuera de serie de tu gato, de alguna receta casera o algún paisaje bonito. No te importan los ‘likes’ ni el alcance, sino simplemente que las vean tus amigos y familiares y echar un rato divertido haciéndolas.

Si ese es tu caso no sigas leyendo, pues no vas a necesitar estos consejos para popularizar tu cuenta de Instagram. Si, por el contrario, quieres hacerte popular, ganar dinero, difundir algo que consideras importante que el mundo sepa, ligar, fortalecer tu ego o cualquier otro ejemplo poco altruista, entonces debes tener en cuenta estos consejos que harán que tu cuenta de Instagram suba como la espuma.

Tiene que contar una historia. Tus fotos tienen que explicar algo, y ese algo tienes que decidirlo antes. Tiene que haber una historia tras las imágenes (llamémosle guión), ya sea que el surf te cambió la vida, que eres más feliz que nadie, que eres una madre fuera de serie, que vistes bien, que sabes saborear los placeres de la vida, que comes cosas saludables y ricas, que amas la playa o que eres una persona irresistiblemente atractiva. Sea cual sea el relato, todo tiene que girar en torno a él.

Definir un estilo visual. Lo mejor que le puede pasar a una cuenta de Instagram es que se reconozca que tus fotos son tuyas, que exista un estilo visual preestablecido y, a la larga, perfectamente reconocible. Que alguien sepa que esa imagen es tuya con solo verla.

Por tanto, es conveniente que no se nos vaya la mano con los filtros y los ajustes. Lo recomendable es utilizar pocos filtros y, en la medida de lo posible, siempre los mismos, que den a tus imágenes un estilo determinado, propio, original, inapelable.

El relato en sí. Los textos de las fotos tienen que tener una función: reforzar el relato, tanto de guión como visual, que hemos definido. Siempre sin faltas de ortografía y con un toque de originalidad y creatividad. El usuario está cansado de historias planas y previsibles (por fin juernes, a por el lunes, domingueando…). Busquemos, pues, nuevas maneras de contar lo mismo. El mundo nos lo va a agradecer.

Ojo con los hashtags. Nuestra recomendación es utilizar entre 8 y 10, y que cinco sean prácticamente siempre los mismos, pues serán los encargados de reforzar la historia que queremos contar. Los otros pueden ir variando. Nuestro consejo, aunque aquí no hay consenso entre los que saben, es no poner los hashtags en un comentario, sino en el enunciado del texto. Debemos investigar cuáles son los que nos interesan y por qué, cuáles son los más utilizados e ir haciendo pruebas de cuáles funcionan mejor hasta dar con los nuestros. Cuidado con los hashtags inventados de vocación graciosilla: en muchísimos casos no funcionan.

Likes a tutiplén. Haz likes, comenta a los otros, empieza a seguir a gente… Y ellos te recompensarán. A ser posible, no utilices artimañas rastreras para conseguir seguidores: desde seguir a gente a destajo y, una vez te siguen, dejar de seguirlas, o dar 20 likes a otro usuario para conseguir que te siga. Al fin, las redes, especialmente Instagram, son un hervidero de egos: ellos te responderán con amor si tú se lo das primero.

Comparte tus fotos de Instagram en otras redes. De este modo alimentarás todas tus redes y te llegarán a seguidores de todas partes.

No te pases publicando. Una foto al día es más que suficiente, de lo contrario puedes hacer que dejen de seguirte por saturación. Mide bien las fotos que cuelgas y a qué horas lo haces: hay diferentes teorías sobre la hora más conveniente, pero al fin siempre va en función del tipo de contenido y el perfil de usuario.

Dale a las Stories. Que la gente te conozca y sepa lo que haces será bueno para ti. Siempre sin saturar, claro.

Paciencia. Instagram es una carrera de fondo, y no todos llegan a la meta. Mientras tanto, lo mejor es tener mucha paciencia y disfrutar del camino.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Come, bebe, habla, viaja y escribe todo cuanto puede, y está claro que se lo pasa en grande. ¿Dónde? En Cocinatis, Gastronomistas, Time Out, The Shaker & The Jigger, Woman, Myvuelingcity… y más.