El vino ha inspirado musicalmente a generaciones y generaciones de músicos. Unos han llorado por el amor que se fue, otros han levantado su copa para mandar a su ex lo más lejos posible (o sea, a la mierda) y algunos han preferido ser más positivos y declarar su pasión incondicional por el vino, que tantos buenos ratos nos hace pasar y que por eso se merece temas como estos tres que recordamos a continuación.

El vino es salud (Andy Chango)

https://www.youtube.com/watch?v=bV8mwU5-57k

Cuenta la leyenda (cierta) que el argentino había pasado tan buenos ratos con Jaime Urrutia (líder de Gabinete Caligari) alrededor de una copa de vino que decidió plasmarlos en una canción. Y esta se convirtió en una fantástica y alegre defensa de la bebida con argumentos irrefutables como este: “Este mundo en que vivimos no sería tan cretino si la lluvia en vez de agua descargara solo vino”. A ver quién le lleva la contraria. Y a ver qué médico le rebate eso de que “el vino es salud” después de escuchar su verbenero estribillo: “Hay muy buenas vitaminas y hay tónicos genuinos pero lo mejor de todo es un litro de buen vino. El vino es salud, el vino es salud, el vino es la fuente de la juventud”. Pues eso.

Amor al vino (Celtas Cortos)

https://www.youtube.com/watch?v=Vc6rck8S4Rs

No podía faltar en esta selección un grupo cuyas canciones han servido de banda sonora para momentos de exaltación de la amistad. Y el vino, amigos, une como pocas cosas. Ellos mismos lo cantan aquí: “Amigo vino, te alabo por ser capaz de juntar a todo el género humano tan fácil de separar”. Casi una oda (naíf) al pacifismo a partir de la fermentación de la uva, aunque en realidad es una declaración de amistad a esta bebida. No te pierdas el videoclip porque no tiene desperdicio: tras ver cómo los Celtas Cortos pasan una jornada vendimiando y jalando, dan ganas de arremangarse, calarse el gorro y ponerse a recoger y pisar uva antes de acabar la jornada con una cena al calor de la chimenea guitarra en mano cantando tu amor al vino. Y con razón.

Sweet wine (Cream)

https://www.youtube.com/watch?v=E-IEOWdYF7k

Y en inglés, este Sweet wine de aires psicodélicos y con una estructura que hoy definiríamos con esta palabra tan de moda: disruptiva. La pieza, incluida en el disco de debut de Cream, Fresh Cream (1966), tiene mucha guitarra eléctrica (ahí asomaba Eric ‘Mano Lenta’ Clapton) y una letra cortita y ¿anticapitalista?: “¿Quién quiere la preocupación, las prisas de la vida de la ciudad? El dinero, nada divertido, haciéndote perder lo mejor de nuestra vida”. Y a continuación, un poético verso que viene a decir algo así como: “Dulce vino. Aprovecha un día de sol”. Es ver el vídeo del reencuentro de la banda en el Royal Albert Hall de Londres (2005) y querer dar un trago a una buena copa para saborearla mientras ‘degustas’ el concierto. Amistad infinita.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Si le preguntan por su profesión, responderá: "Periodista". Si le preguntan por su vida personal, repetirá: "Periodista". Vivir la vida y contarla. No hay nada que le guste más, sea desde El Periódico de Catalunya, donde es el responsable de las secciones Gente y Gourmet's, o desde www.gastronomistas.com.