Durante los últimos años, han sido muchísimos los estudios que avalan que trabajar fuera de la oficina aumenta la productividad, mejora su calidad de vida y, por si fuera poco, mejora la salud y el humor. Por este y muchos otros motivos son cada vez más las compañías que permiten a sus empleados trabajar en la distancia. Eso sí, si te quedas a trabajar en casa, ten en cuenta estos consejos:

Lo primero, vestirse

Quienes acostumbran a trabajar desde casa lo tienen muy claro: para ser productivo hay que quitarse el pijama. El no tener una rutina diaria que consista en ir a la oficina mola, sí, pero también conlleva el riesgo de caer en la tentación de trabajar desde la cama todo el día, lo que hace el trabajo más lento, dificulta la activación de la mente y, además, hace que la cama se convierta en un centro de operaciones en lugar de un sitio de descanso, por lo que también se hace más difícil conciliar el sueño por las noches (ojo con el feng shui). Para evitar pasar el día anidando en la cama, lo mejor es levantarse por la mañana, dejar de lado el móvil, darse una ducha y cambiarse de ropa. Así se verá un gran incremento en la productividad y la jornada diaria será mucho más sencilla.

Evitar distraerse con el entorno

Para trabajar eficientemente, es primordial la concentración. Pero cuando se trabaja en un entorno distinto a la oficina, pueden surgir muchísimas distracciones, desde una pelusa que flota, hasta el ruido de la calle o la gente que pasa por la ventana de la cafetería. Por eso, evitar esos momentos de distracción es crucial para sacar el trabajo adelante y una de las mejores maneras de hacerlo es buscando un lugar de trabajo cómodo y lo más alejado del ruido posible.

Tomar ‘breaks y estirarse

Los médicos suelen advertir sobre los riesgos para la salud que tiene el llevar una vida sedentaria. Así que, para evitar los efectos negativos del sedentarismo, lo mejor es tomarse ‘breaks’ del trabajo de escritorio para levantarse y estirar las piernas, al menos una vez cada hora.

To Do list… ¡imprescindible!

No hay nada más agradable que tachar una tarea realizada. Pero además de brindar momentos de profunda satisfacción, organizar las tareas del día en listados hace que el trabajo desde casa sea mucho más eficiente y organizado, especialmente en cargos que implican cumplir con muchas asignaciones diferentes a la vez. Lo más recomendable para esta labor es utilizar pegatinas, recordatorios o post-its, que sean de colores llamativos y que se encuentren en un lugar visible del área de trabajo.

Todo al alcance de la mano

Todos los tipos de trabajo requieren herramientas especiales, hasta los que se hacen desde casa. Aunque hoy en día todo se hace en el ordenador, siempre es recomendable tener cerca todos los elementos que se puedan necesitar para que la jornada de trabajo fluya sin contratiempos. Entre losmust havedel teletrabajo están: un ordenador o portátil que funcione bien, una libreta para tomar apuntes, acceso a internet de buena calidad, bolis de varios colores y un flexo que ilumine la mesa en caso de no contar con suficiente luz natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.