Comer bien no tiene por qué ser sinónimo de comer aburrido. Prueba de ello son estos seis restaurantes healthy de la geografía española y confirmarás tú solo lo que te acabamos de decir: la comida sana es deliciosa, y además te estarás cuidando. 

 

Rasoterra (Palau 5, Barcelona)

No es el más hípster, ni encontraremos revistas de arquitectura esparcidas en sus mesas vintage, ni ha llegado a nuestras vidas porque lo han traído las modas. Rasoterra es, probablemente, el mejor vegetariano de Barcelona, y lo es desde mucho antes que la cultura veggie se pusiese de moda en todo el mundo. Rasoterra, ubicado en un bonito rincón del Gòtic, es un bistró vegetariano, en el que los platos lucen, son divertidos, originales, sabrosos y reflejan muy bien la personalidad de su equipo de cocina, Chiara Bombardi y Danielle Rossi, talibanes (en el mejor sentido de la palabra) de los productos de proximidad y km 0. No en vano, el primero de los restaurantes healthy de este listado está adherido al movimiento Slow Food, y es precisamente aquí donde se cuecen muchas de las iniciativas que lleva a cabo esta plataforma, que aboga por una cultura alimentaria respetuosa y sostenible, en Barcelona. Un vegetariano imprescindible, pues, también para los no vegetarianos. 

Kiki Deli (Travesía de San Mateo 4, Madrid) 

Este espacio de ensueño para los amantes de la gastronomía saludable nos ofrece un dos en uno. Por un lado, una tienda de productos ecológicos a pie de calle, Kiki Market, que provee de frutas y hortalizas frescas de temporada a los habitantes del barrio madrileño de Malasaña. Y por el otro, la nueva criaturita, que lleva en pie aproximadamente año y medio, Kiki Deli, un restaurante que nació cuando la gente de Kiki Market se mudó de La Latina a Malasaña y decidió ofrecer un plus a sus clientes. Y ese valor añadido es un restaurante ubicado en el sótano, un bonito espacio con las paredes de ladrillos visto y mobiliario vintage, en el que disfrutar de los mejores platos de temporada, todos ellos ecológicos, sanos y muy ricos. 

Misura (Paseo Miramón 162, San Sebastián)

La cocina saludable e innovadora, elaborada con productos fresquísimos, de este restaurante de agradable diseño contemporáneo es una gran opción para comer sano en Donosti. Si decidimos renunciar a la fiesta que suele ser recorrer esta ciudad de bar en bar dando cuenta de todo tipo de tapas y pintxos, y lo que el cuerpo nos pide es, en esta ocasión, sentarnos tranquilamente a la mesa y degustar platos como la calabaza asada al pil pil de naranja, este es, sin duda, nuestro lugar. Su ensalada de quinoa real, el gazpacho de remolacha y la torrija impregnada de arroz y coco, por no hablar de sus deliciosas berenjenas confitadas al curry, son platazos que nos harán sentir bien por dentro y por fuera. 

Contenedor (San Luis 50, Sevilla)


Aquí se respira un amor al producto de temporada y a la cocina de siempre en forma de platillos, lejos de la fritanga, el exceso de grasas y la oferta hipercalórica que encontramos en otros establecimientos. ConTenedor se adscribe al movimiento Slow Food, y apuesta por una cocina sencilla y saludable, casera, que podremos degustar en su coqueto interior que nos invita a disfrutar de la vida sin prisas, y a cerrar el ágape con una buena sobremesa. Su filosofía se traduce también en una carta de vinos que, como buena parte de su materia prima, apuesta por la producción ecológica y biodinámica, en la que encontraremos referencias a pequeñas bodegas que harán enloquecer a los aficionados más intrépidos. 

Amodo (Montero Ríos 34, Vigo)

Este paraíso de la cocina orgánica y saludable se ha convertido en poco tiempo en un referente gastronómico en Vigo, en el que se dan cita veganos, vegetarianos, flexiterianos, celiacos y, en definitiva, todo aquel decidido a cuidar su alimentación a base de recetas ligeras elaboradas con productos ecológicos. En Amodo las carnes y pescados funcionan siempre como guarnición, y las bases de los platos se elaboran con verduras. “Se trata de invertir el esquema original, y comer fruta y verdura sin tener miedo de pasarnos”, explica su propietario Ángel Elvira. Uno de los puntos fuertes de Amodo es que todo lo que se sirve en el restaurante lo elaboran ellos mismos, incluso unos deliciosos helados caseros que se preparan con frutas de temporada y que son un escándalo. 

Madre Tierra (Bajada de la Tripería 2, Toledo) 

¿Cómo no amar el ultimo de nuestros restaurantes healthy? Es de Toledo, constituye una rara avis en la ciudad, y llegó para rendir homenaje a la naturaleza, a los productos del huerto, a la cocina respetuosa, a la slow food y al consumo responsable. Todo ello, en un hermoso entorno con paredes de ladrillo visto, encanto a raudales y una clientela siempre deseosa de dar cuenta de las nuevas recetas que prepara el siempre intrépido equipo de cocina de este local. Para cocinar, José María Villapalos y su equipo utilizan una mezcla de agua de mar purificada y agua embotellada, y absolutamente todo en el local, hasta el último detalle, está pensado para garantizar el bienestar emocional del cliente. Tanto la música como los inciensos, aceites esenciales y revistas son de inspiración espiritual, y sus recetas son sencillas y sabrosas, elaboradas con productos locales ecológicos y de comercio justo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Come, bebe, habla, viaja y escribe todo cuanto puede, y está claro que se lo pasa en grande. ¿Dónde? En Cocinatis, Gastronomistas, Time Out, The Shaker & The Jigger, Woman, Myvuelingcity… y más.