Pese a la irrupción de nuevos géneros musicales urbanos y multitud de nuevas propuestas, hay bandas de siempre que han arrasado en numerosos festivales millenials y otras que apasionan a la juventud. Estas son algunas de ellas.

Raphael


Pudimos verle meterse en el bolsillo al público de aquel lejano Sonorama 2014, en Aranda de Duero, donde compartía cartel con iconos del indie como Izal, El Columpio Asesino, León Benavente o Iván Ferreiro. Allí se plantó Raphael como cabeza de cartel, probablemente muy consciente de estar toreando en una plaza complicada. “Hoy, y lo digo de corazón, es uno de los días en que me siento más orgulloso de ser artista”, dijo nada más subir al escenario ante un público al que enseguida se metió en el bolsillo. Y no solo al público: cómo olvidar la versión de Como yo te amo que hicieron Niños Mutantes.

 

Camilo Sesto

Su Vivir así es morir de amor despuntó allá por los noventa tras un parón artístico en la vida de un tipo tan inclasificable como ha sido siempre Camilo Sesto. Al contrario de lo que ocurre con Raphael o el Dúo Dinámico, a Camilo se le considera un friqui, y más que por el respeto a su música despuntó por el indudable carisma que ha rodeado siempre a su personaje, un loser en toda regla capaz de resurgir una y otra vez de sus cenizas. ¿Quién no lo ha bailado alguna vez? 

 

Los Chichos


Fue en 2016 cuando se plantaron Los Chichos en una plaza alternativa donde las haya, nada menos que la del Primavera Sound, en Barcelona. Compartían cartel con gente como Sigur Ros, Tame Impala, LCS Soundsystem o Richard Hawley, cosa que no impidió que la banda consiguiese un llenazo absoluto e hiciese vibrar al público, rebosante de guiris con los ojos como platos, con su rumba y su gracejo desde el minuto uno. ¡Las bandas de siempre al ataque!

 

Dúo Dinámico


Ellos cantaron Quince años tiene mi amor como si salir con una menor cuando uno peina ya unas cuantas canas fuese lo más normal del mundo, fueron los mitos sexuales de millones de hombres y mujeres en época de Franco e hicieron llorar al personal con aquel Resistiré que lanzó a la fama Almodóvar en Átame. Los vimos en Sonorama Ribera 2016 haciendo gala de un swing arrebatador, recibiendo elogios no solo por parte de un público entregado sino también del resto de grupos del festival. 

Alaska


Pocos artistas hay tan polifacéticos como Alaska, que gusta por igual a abuelos y nietos y te habla con la misma soltura de Tamara Seisdedos que de Sartre. Ella ha sido la primera en muchas cosas y por eso todos la aman: fue la cara visible del que probablemente fue el primer programa transgresor de la historia de la tele en España (La bola de cristal), fue diva de los 80, chica Almodóvar, protagonista de un reality y, sobre todo, una de las grandes exponentes de la cultura pop (de la que se declara una ferviente fan sin que eso tenga que estar reñido con la erudición) en España. Y su A quien le importa sigue siendo, claro, un hit de los karaokes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Come, bebe, habla, viaja y escribe todo cuanto puede, y está claro que se lo pasa en grande. ¿Dónde? En Cocinatis, Gastronomistas, Time Out, The Shaker & The Jigger, Woman, Myvuelingcity… y más.