Viña Esmeralda vuelve a sorprender a los amantes de este clásico mediterráneo y lanza una edición limitada para dar la bienvenida  al buen tiempo. El diseño se inspira, esta vez, en la flor de cerezo, Sakura en japonés, uno de los símbolos más conocidos de la cultura nipona que  representa la belleza de la naturaleza.

La esbelta y singular botella de Viña Esmeralda substituye su emblemática etiqueta por letras blancas pintadas sobre el cristal y delicadas flores – también blancas – que la envuelven, confiriéndole elegancia, originalidad y sensación de frescura.
viña esmeralda
Estos motivos florales evocan también el estilo inconfundible de este vino aromático y sensual. Viña Esmeralda blanco, elaborado con las variedades moscatel y gewürztraminer, es un vino suave, fragante y seductor, con notas florales – y también frutales – y un final goloso, mientras que Viña Esmeralda rosado, elaborado con garnacha, es sedoso y sutil y desprende un delicado aroma frutal, con un toque que recuerda la rosa de té.
La edición limitada ‘Sakura’, destinada a la restauración y tienda especializada, se presenta con la añada 2018 y se convierte en una propuesta ideal para compartir al aire libre o en plena naturaleza, y acompañar platos frescos como ensaladas, platos de marisco, sushi o pescado.
Viña Esmeralda blanco y rosado están certificados, a partir de la añada 2018, como vinos aptos para veganos con el sello europeo V-Label, que otorga la Unión Vegetariana Española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.