Una mesa íntima, un menú sensual y un buen vino, ¿se te ocurre mejor manera de declararle tu amor? Vale, sí hay otras buenas opciones, pero esas vendrán después. Reserva en estos restaurantes y el resto está hecho. Lo mejor: hay locales románticos y modernos (¡muera lo cursi!) y no es necesario dejar tu cuenta en números rojos. Seducción por menos de 30 € el ticket medio.

  • En Barcelona

Café Godot. Sant Doménec, 19. cafegodot.com

Aires de bistró neorrústico en el barrio de Gràcia que, al caer el sol, consigue una acertada iluminación íntima donde no faltan las velitas y un ambiente relajado. La carta es ecléctica, siguiendo la tónica de los locales más modernos y cosmopolitas, con platos clásicos, otros muy de moda y alguno con un toque internacional. Para una noche afrodisíaca empezad con media docena de ostras y seguid con un principal como el curry verde de vieiras o el carré de cordero. De postre, son buenas sugerencias la tarta tatin con helado de queso fresco o la creme brulée de cardamomo con frambuesas.

café godot

Café Godot, Barcelona.

Alegra Barcelona. Centro Comercial Maremagnum. Moll d’Espanya, 1. Alegrabarcelona.com

No te dejes engañar por su emplazamiento en un centro comercial: este restaurante cuenta con una de las terrazas más atractivas de la ciudad, con un panorámica del puerto que derretirá hasta al más desabrido. El comedor es enorme pero el ambiente, sofisticado y chic. En la larga carta encontraréis seguro opciones a vuestro gusto, todas sencillas pero bien ejecutadas y a un precio ajustado. De entrantes, por ejemplo, carpaccio de gambas con ceps y praliné de piñones, tartar de atún con erizos de mar y algas y las ineludibles ostras. Sus pescados de lonja son una apuesta segura en un sitio donde se respira olor a mar. Si no tenéis prisa, degustad alguno de sus cócteles.

alegra

Alegra, Barcelona.

Café Mandacarú. Carrer de Magalhães, 35. cafemandacaru.com

Jazz, vino y platillos, una excelente combinación para una noche especial. En esta enoteca gastronómica de Poble Sec programan música en directo al estilo de los bohemios cafés-concierto, en un ambiente tranquilo y acogedor. No dudes en mirar su próximos conciertos en la web para que uno coincida con tu cena romántica. En la carta, tapas y pequeños platos vegetarianos y sostenibles para compartir: croquetas caseras, risotto, huevo ecológico poché sobre cremoso de patatas al aroma de trufa, canelones de verduritas con bechamel…

café mandacaru

Café Mandacarú, Barcelona.

Chez Cocó. Diagonal, 465. chezcoco.es

Un espacio súper elegante, con firma del interiorista de moda Lázaro Rosa-Violán, que recuerda a las rotisseries parisinas más chic. El sitio impresiona pero aquí sí tendréis que ir con ojo si no queréis que la cuenta se descontrole. La mantedréis a raya si pedís su especialidad: los coquelets, unos pollos pequeños y de calidad excelente que preparan a la vista. Los crían en Galicia y los alimentan con cereales, por lo que su carne es delicada y rica, y se pueden pedir con diferentes “acabados” (tandoori, barbacoa, a la sal, picante… ) y acompañamientos (espinacas con piñones, patatas gratén, puré de boniato y jengibre…). Con el buen tiempo, su terraza es de las mejores en la ciudad.

chez coco

Chez Cocó, Barcelona.

  • En Madrid

El Perro y la Galleta. Claudio Coello, 1. elperroylagalleta.com

Un lugar precioso y hipster a más no poder, decorado con cuadros de animales, vajilla de la abuela y radios antiguas. Si el amor que os profesáis no es tan fuerte como para dejar a vuestro perro en casa, estáis de enhorabuena: este restaurante no solo se declara ‘dog-friendly’, sino que está tan encantado de que compartáis la noche de San Valentín con vuestra mascota que si os la lleváis os invitarán a su deliciosa tarta de mamá de galleta y chocolate. Antes podéis pedir platos como el ceviche bloody mary de merluza y langostinos, el arroz meloso de cigala o el tataki de atún rojo con sésamo, salsa miso y siracha sobre bouquet de brotes verdes y fideos crujientes.

el perro y la galleta

El Perro y la Galleta, Madrid

La Bruta. Pez, 11. @labrutamadrid

No tiene nada de bruto, todo lo contrario: La Bruta es un bar-coctelería acogedor y moderno, con luz tenue, que combina con gusto lo industrial y lo vintage. A los fogones, el joven Andrea Bushell, un discípulo de El Club Allard, que ofrece raciones y medias raciones de platos clásicos y no tan clásicos: de albóndigas de cordero al risotto de quinoa. Pide mesa en el comedor, la barra y las mesas altas de la entrada, déjalas para volver otro día con tu grupo de amigos. No os despidáis sin probar antes uno de sus cócteles.

La Bruta, Madrid

La Bruta, Madrid.

Dray Martina. Argensola, 7. Draymartina.com

Un espacio bonito, con una cuidadísima decoración que encantará especialmente a ellas, obra de los gurús del interiorismo Madrid in Love. La carta, breve, es de corte contemporáneo y como tal ecléctica y llena de hits nacionales e internacionales: croquetas (de jamón ibérico y espinaca ecológica, por un lado, y de tomate deshidratado, boletus y trufa, por otro), tartar (aquí de salmón marinado en cítricos con quinoa orgánica o de steak), ceviche (muy divertido, acompañado de palomitas), salmorejo (original, presentado con crujiente ibérico y helado de queso de cabra) o hamburguesas. Ahora bien, casi mejor ahórrate el finger food (más guarrete) y elige platos más aptos para una cena romántica como el atún vuelta y vuelta o el solomillo de Gredos, ¿no?

dray martina

Dray Martina, Madrid.

La Verónica. Moratín, 38. restaurantelaveronica.com

Arte y diseño en el barrio de las Letras y en un restaurante que se acaba de reinventar. El sitio llama la atención por su tonalidades blancas salpicadas de cuadros pop, algunos muebles coloristas y una impresionante “estera de esteras”. Ambiente creativo (incluso te invitan a pintar tu propio mantel; una buena manera de tener tener un bonito recuerdo de vuestra noche) y cocina tradicional actualizada: mollejas de ternera, dorada a la sal, calamares en su tinta…

la veronica

La Verónica, Madrid

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Le gustan más las tendencias que a Kate Moss.