Gats, tapas cool en el Raval

En pleno barrio del Raval, Gats es un restaurante pla-na-zo, tanto para una cena romántica como para salir a comer o cenar con amigos. Tiene una agradable terraza que da a la animada calle peatonal de Xuclà y un interiorismo con amplios ventanales perfecto para quienes disfrutan comiendo en un entorno muy trendy.

La decoración combina un estilo industrial con toque vintage, componiendo un espacio acogedor y bonito (de estos lugares ideales para colgar en nuestra cuenta Instagram). En cuanto a la carta, permite tapear platos desenfadados que resultan ser un mix de las mejores especialidades mediterráneas, sudamericanas y asiáticas, sacando el máximo partido a los unos y los otros. Hay, por ejemplo, bravas, huevos al plato con cremoso de patatas y chistorra, pepito de solomillo con queso manchego, tataki de bonito con ponzu y tomate dulce, tosta de sardina ahumada con miel de trufa, mejillones a la brasa, almejas al carbón con tomate y albahaca, gambas a la plancha con flor de sal y ají o las exquisitas alcachofas fritas con sal…

También hay ensaladas, platos como el tartar de buey o el curry de verduras, y gambas y deliciosos arroces y fideuàs (tanto de mar como de montaña, y vegetales) al carbón. Es imprescindible empezar, seguir y acabar el ágape con un cóctel porque los de Gats son espectaculares. Sea el daiquiri, el mojito o cualquier creación de la carta. La guinda es su estética exótica, que desde el mismo corazón de Barcelona nos recuerda que la vida mola bastante.

Precio medio: 25-30 euros

C/ Xuclà, 7, Barcelona – www.encompaniadelobos.com

 

restaurantes cool Barcelona

 

Big Kokka, despliegue de cocina nikkei en el Born

Tras el éxito de la pequeña barra nikkei Kokka en el Gótico, abre su hermano menor -aunque mayor en capacidad y oferta- en el corazón del Born, el Big Kokka. Una propuesta nikkei creada por Juan Otivo, jovencísimo chef peruano que se ha formado en restaurantes como Asiana Nextdoor, Tampu, Astrid y Gastón y Ceviche 103; y Kyoko Li, chef que durante años ha sido la mano derecha de Albert Adrià en Pakta. Ambos han conseguido una fusión única de las culturas peruana y japonesa que se convierte en una de las propuestas nikkei más auténticas de la ciudad.

El interiorismo es una mezcla de elegante y kitsch encantador. Un contraste entre lo minimal y lo exótico. En cuanto a la carta, nos pierde el dúo de ostras nikkei, la berenjena asada con sumiso de ají amarillo e hilos de boniato, o la ensalada Kokka, con quinoa, pepino, algas y encurtidos de nabo y jengibre. También son un hit los woks, wanton frito, ceviches, tiraditos, gyozas, futomakis, uramakis y nigiris de carácter 100% nikkei, como el de pez mantequilla con salsa anticuchera y el de viera con alioli de ajo negro.

Y entre los postres, destacar el mouse de sésamo con lima confitada y sésamo garrapiñado; el tiramisú de té verde matcha y coca con bizcocho de café pisco; y los clásicos mochis. Para acompañar toda la comida, nada como unos sakes o el cóctel peruano por excelencia, el Pisco Sour.

Precio medio: 40 euros

Passatge Mercantil, 1, Barcelona. www.gruposantelmo.com

 

restaurantes cool Barcelona

 

The Greenhouse, o una carta de amor al mundo vegetal en la plaza de Catalunya

The Greenhouse es una pequeña revolución en el panorama gastronómico de Barcelona. Este restaurante, situado en la planta baja del muy cool hotel Pulitzer, es un espacio zen, acogedor y cálido, donde cohabitan el mobiliario madera, hierro y, sobre todo, plantas que confieren al local una estética de invernadero cozy. Por algo se llama The Greenhouse. Pero no solo por su estética, también por su carta, que se enmarca en la muy actual corriente ‘healthy’ y pro-verduras.

La carta es una apasionadadeclaración de amor a la materia prima de temporada y proximidad, en la que predominan los vegetales. Una manera de descubrir que comer sano no tiene porque estar reñido con disfrutar. El chef, Damien Bolger, define la propuesta The Greenhouse como “un gastronómico con acento orgánico, con recetas sanas y ligeras pero creativas, todo ello en un marco con un servicio muy desenfadado”. Los postres son, por su parte, artesanales, y los vinos, en gran parte ecológicos. Un espíritu, en definitiva, que reivindica la tierra y muy ‘cool wave’, tal y como nos imaginamos el estilo de vida australiano, tierra de origen del joven chef. Entre nuestros platos favoritos están: el arroz del Ebro con vainilla, buey de mar y salicornia, ultra cremoso, un punto crudo y, sobre todo, con un potente, potentísimo sabor a mar; ‘brassicas’, que son un mix de verduras (col, brócoli, bimi…) salteadas con emulsión de mejillones, hierbas y leche de coco; el tartar de gamba de Palamós con remolacha y rábanos encurtidos, y la pluma ibérica con ajo negro y nabos cultivados en el Empordà, que son la perfecta antesala de los postres como el churro con helado de haba tonka.

Y todo ello sin olvidar entrantes tan sencillos e impecables como las ostras, el pan de payés con mantequilla y sirope de arce, la cecina o los quesos catalanes de leche cruda. Desde ya, somos muy fans.

Precio medio: 35-40 euros. Menú del mediodía: 16,50 euros

C/Bergara, 8, Barcelona – www.hotelpulitzer.es

 

restaurantes cool Barcelona

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.