La cocina italiana lleva impresa en sus señas de identidad la personalidad y la forma de vida de los italianos. Platos muy artesanales, donde la sencillez prima y la protagonista es la calidad de sus ingredientes. Mozzarella, bresaola, jamón de Parma, mortadela, vinagre de Módena, sus magníficos quesos… todo ello aderezado con un buen aceite, pimienta y acompañado de un vino. Es una cocina para compartir, para reír, para disfrutar de la familia y los amigos. Se necesitan pocas cosas más para ser feliz.

recetario cocina italiana

¡Oh, mamma! es un libro que representa el espíritu de esta cocina. Sus más de cien recetas, desde las más típicas y tradicionales a otras más gamberras, de aperitivos, platos de pasta, pizza, arroz, carnes, pescados, postres y cocktails están acompañadas de numerosas descripciones de la cultura gastronómica italiana. Este es, por lo tanto, una obra completa sobre cocina italiana, con técnicas específicas e ingredientes autóctonos, su historia y su utilización.

cocina italiana

El lector encontrará aquí todo lo que necesita saber sobre ingredientes tan típicos como el gorgonzola, la bresaola, el vinagre de Módena, la trufa o la pimienta; cuándo usar pasta fresca o seca, con o sin huevo; cómo elaborar la masa de pizzas, pasta o gnoccis; la elaboración de básicos como limones confitados, grissini, pesto, tomates secos o salsa de tomate; e incluso hay una sección final dedicada a los cócteles como el Rossini o el Negroni. La elección de un buen vino, o la preparación de un auténtico café italiano también forman parta de la cultura italiana y se incluyen en este libro. Por todo ello,¡Oh, mamma! está destinado a estar en las estanterías de los verdaderos amantes de la cocina y de Italia.

recetario

 

LOS MANDAMIENTOS DE LA MAMÁ

  1. Tener pimienta en grano y nunca molida (jamás, jamás).
  2. Comprar un rallador de tipo Microplane®. Como ocurre con el Rolex®: si a los 50 años no tienesun Microplane®, has fracasado en la vida. Lo mismo pasa con la mandolina.
  3. Moler el café en el momento.
  4. Utilizar, preferiblemente, productos ecológicos, sobre todo cuando se trata de huevos, leche,carne, cereales, verduras y pescado. Si sale más caro, comer menos carne y pescado y másverduras y cereales.
  5. Afilar los cuchillos. Un cuchillo mal afilado es como un vino rosado tibio. Las piedras para afilarson caras, pero funcionan.
  6. No dejar hervir la mantequilla. Para eso hay que utilizar sartenes de fondo grueso.
  7. Preparar siempre la pasta fresca uno mismo (o pedírselo a la abuela). Si se opta por la pastaseca, comprar las italianas que exijan más de 10 minutos de cocción.
  8. Es preferible comer 3 tomates frescoscon un poco de aceite que platos o salsas precocinados, cargados de sal, grasas perjudiciales y conservantes.
  9. Tener al menos 2 aceites de oliva virgen extra: uno excelente para la degustación en crudo y otro normal, para la cocción.

10. Ir a Italia más a menudo y no entrar nunca en un restaurante que tenga la carta en inglés.

 

Tip: libro a devorar descorchando una botella de Mas La Plana.

El Mas La Plana nació en 1970, a partir de la primera cosecha de Cabernet Sauvignon, noble variedad cultivada en 1966 en la Finca de Mas La Plana, ubicada en Pacs del Penedès.

Un pequeño viñedo de 29 ha., donde se cultivan las más selectas uvas de Cabernet Sauvignon, da vida al más prestigioso vino tinto de Torres, reconocido mundialmente y de producción muy limitada. La añada 1970 triunfó en las Olimpiadas del Vino de París sobre los más famosos vinos del mundo. Este triunfo se ha visto refrendado, en los últimos años, con numerosos premios internacionales.

vino

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.