Es Semana Santa y, como ya sabéis, época de torrijas. Vamos a seguir una receta tradicional a base de vino. ¡Manos a la obra!

Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 rebanadas grandes de pan de molde o brioche
  • 1 vaso de leche (250 ml)
  • 1/4 de vaso de vino dulce tipo moscatel (unos 65 ml)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 huevos enteros
  • Medio vaso de miel (unos 125 ml)
  • Un cuarto de vaso con agua (unos 125 ml)
  • Medio litro de aceite de girasol para freír
  • Azúcar glas y canela en polvo

Elaboración:

  1. Colocar las rebanadas en una bandeja de horno cubiertas con un paño y dejar secar un día.
  2. En una cazuela poner el vino, el agua, el azúcar, la corteza de naranja y la canela en rama. Llevamos a ebullición y dejamos que hierva unos tres minutos. Apagamos el fuego y tapamos la cazuela para hacer una infusión. Dejamos que repose por lo menos ocho horas antes de usarlo, y retirar la canela y la piel de naranja.
  3. Calentar abundante aceite junto con la piel de limón y la rama de canela. Retirar la piel de limón y la canela para freír las torrijas.
  4. Batir los huevos y los condimentamos con el azúcar y la sal.
  5. Meter rápidamente una rebanada de pan seco en el almíbar de vino.
  6. Pasar por el huevo batido (cubrirlas bien) y echar en el aceite caliente hasta que esté dorada.
  7. Sacar con una espumadera y dejar reposar sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.
  8. Mezclar azúcar y canela, y espolvorear las torrijas cuando aún están calientes.
  9. Para hacer la miel de vino: en el almíbar que haya sobrado, añadir vino, azúcar y lo reducimos (hervir) hasta obtener la textura de una miel.
  10. Servir las torrijas recubiertas de la miel de vino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.