Quieras o no, en casa siempre necesitas tener a mano algún que otro vino. Básico, si quieres, por si no entiendes mucho. Pero siempre va bien guardar algunas botellas, tanto para disfrutarlas tú en solitario como para compartir copas con amigos o familiares que vienen a verte a casa. 

Hablamos con César Cánovas, sumiller responsable de selección de vinos la plataforma on line y distribuidora Wine is social, profesor de sumillería del CETT-UB para que nos ilustre con su sabiduría. Él nos arroja un poco de luz para responder a esta pregunta que parece tan sencilla y esta tan complicada de responder: ¿qué vinos tener en cas? 

“Yo tiraría de básicos, como serían los tejanos y la camiseta blanca en la moda“, comenta a modo de preámbulo. “En realidad, se me ocurren dos tipos de vino. Uno para el día a día y otro para el fin de semana y momentos más especiales”, explica el crack. 

Pues vayamos al tema. ”Para el día a día, elige uno que te guste, que sea fácil de beber, que no necesite ni copa. Algo sencillo y agradable. Piensa que vamos con muchas prisas entre semana y no tienes ni tiempo parapensar, así que lo mejor es optar por un vino fresco, joven y, repito, fácil de beber”. De acuerdo, pero ¿blanco, tinto, rosado, espumoso? “El que más te guste. Sobre todo que no sea caro, y eso normalmente significa que no tienen crianza”.

Bien, pues vayamos a por un blanco. ¿Cómo debería ser? “Algo fácil, sin paso por barrica, no hay que volverse loco. Un macabeo o un verdejo se encuentran en cualquier tienda, son muy normales”. Con el tinto, Cánovas recomienda “un tipo garnacha, muy fácil de beber”. En cualquier caso, comenta, “los vinos jóvenes, sean blancos o tintos, son superversátiles, van bien con cualquier comida”. Y con el rosado, apuesta por una garnacha de navarra sin crianza. “Refrescante”, resume.

El sumiller no olvida los espumosos para el día a día. “Los asociamos a la fiesta pero también se pueden tomar a diario porque los hay muy buenos y no muy caros. Son perfectos para un aperitivo, para cuando llegan amigos a casa y los recibes con una copita. Entre cuatro o cinco os acabáis la botella en un momento”.  

Para el fin de semana, Cánovas va un pasito más allá, pero sin complicarse mucho la vida tampoco. “Puedes optar por algo más serio, aunque no hace falta que sea más caro. Hay vinos más especiales para disfrutar con amigos y familiares. Es cuestión de ir a la tienda, dejarte aconsejar, buscar, gastarte un poquito más y, en casa, tomarse la copa con más calma para disfrutarla, pensar con qué puede maridar bien. Hablo de vinos con más crianza, más complejos. Pienso en bodegas que hacen tintos especiales en Ribera del Duero, en Rioja, en el Priorat, en Jumilla, en algunos blancos de Rueda, de Rioja, de Terra Alta, del Penedès, de Galicia…

Para concretar, el experto habla de tintos de la variedad tempranillo de Ribera del Duero y Rioja, de monastrell de Jumilla, de bobal de Albacete y Valencia, de garnacha y cariñena del Priorat. “Con un poco de crianza van bien con carnes, sean guisadas o al horno”. Respecto a los blancos, apunta “los albariñosde Rías Baixas y la treixadura de Ribeiro para acompañar pescados más ligeros, sin mucha elaboración, y los blancos con crianza de Rueda, de Rioja, de Montsant o de Terra Alta, que van bien para acompañar aves asadas o pescados al horno”. Para los rosados, recomienda los que han pasado por barrica, y valora su capacidad para acompañar casi cualquier plato: “No son muy intensos ni superligeros y pueden ir con verdura, arroces, pisto, escalivadas, carnes ligeras…”.

¿Y los espumosos? “Los de gran reserva pueden acompañar una comida entera porque tienen mucha crianza, son muy versátiles y el carbónico ayuda a limpiar el paladar cuando pruebas comidas grasas como salmón ahumado -el espumoso tiene notas ahumadas, así que le va de maravilla-, los fritos, el foie gras…”. 

Así que ya sabes, te toca hacer un hueco en casa para guardar estos tipos de vino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Si le preguntan por su profesión, responderá: "Periodista". Si le preguntan por su vida personal, repetirá: "Periodista". Vivir la vida y contarla. No hay nada que le guste más, sea desde El Periódico de Catalunya, donde es el responsable de las secciones Gente y Gourmet's, o desde www.gastronomistas.com.