La 90ª edición de los premios Oscars, que se celebró ayer por la noche en el habitual Teatro Dolby de Los Ángeles, quizá generó más expectación que nunca. Y no tanto por la cartelera de películas y actores nominados, sino que este 2018 el interés estaba en un caso tristemente vinculado a Hollywood. El movimiento #MeToo, que surgió hace unos meses cuando una interminable lista de denuncias por abusos sexuales fue interpuesta por caras conocidas de la meca del cine al todopoderoso productor Harvey Weinstein. A raíz de ello, también salieron a flote otros casos más, dejando al descubierto la cara más sórdida y vergonzosa de la industria del cine. “Se va abriendo un nuevo camino, los cambios están impulsados por nuevas voces, un coro que recita Time’s Up”, aseguraron, juntas, desde el escenario, Ashley Judd, Salma Hayek y Annabella Sciorra, tres de las víctimas de los abusos de Harvey Weinstein.

Mientras en otras entregas de premios, a modo de denuncia las actrices pisaron la alfombra roja vestidas de negro, en esta ocasión decidieron dar visibilidad a la causa no solo con sus discursos, sino también posando solas ante los focos para reivindicar su poderío e igualdad en la industria y en el mundo (Frances McDormand, por ejemplo, puso en pie a las actrices cuando recogió el Oscar a la mejor protagonista y pidió “a los productores que no hablen con nosotras de nuestros proyectos en las fiestas de esta noche. Invitadnos a los despachos, y allí os los contaremos”).

En esta edición de los Oscar también hubo cabida para otras reinvindicaciones: contra la homofobia, contra el racismo (se oyeron gritos de “Viva Latinoamerica” y “Viva México”) y algo ya más habitual en los saraos hollywoodienses: contra la política de Donald Trump . “Somos soñadores. Nos criamos soñando con que algún día trabajaríamos en las películas. Los sueños son el fundamento de América. A todos los soñadores ahí fuera. Estamos con vosotros”, declararon desde el escenario Lupita Nyong’o, estadounidense negra de origen mexicano, y Kumail Nanjiani, pakistaní criado en Iowa. Fe su manera de recordar a los llamados dreamers, inmigrantes sin papeles que llegaron a EE UU siendo menores y a los que Donald Trump quiso deportar del país. De este modo, los actores y profesionales del cine usaron su aura para dar voz a grandes causas y pedir con urgencia un cambio de cultura. Porque, como lo afirmó la transexual Daniela Vega, protagonista de la película chilena ‘Una mujer fantástica’, “una vez que las puertas se abren es difícil cerrarlas”. Y esperamos que así sea.

Volviendo a la gran pantalla: la ganadora indiscutible de este año fue ‘La forma del agua, una historia de amor con un monstruo, una protagonista muda y una ambientación siniestra. No solo se llevó el galardón a la mejor película, su director Guillermo del Toro también fue reconocido como mejor director.  Y a continuación, lo más esperado: aquí está la lista final con los grandes protagonistas de la gran noche del cine:

MEJOR PELÍCULA: ‘La forma del agua’, de Guillermo del Toro.

MEJOR DIRECCIÓN: Guillermo del Toro para ‘La forma del agua’.

MEJOR ACTRIZ: Frances McDormand, por ‘Tres anuncios en las afueras’.

MEJOR ACTOR: Gary Oldman, por ‘El instante más oscuro’.

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA: Allison Janney, por ‘Yo, Tonya’.

MEJOR ACTOR SECUNDARIO: Sam Rockwell por ‘Tres anuncios en las afueras’.

MEJOR GUION ADAPTADO: ‘Call Me By Your Name’, de James Ivory.

MEJOR GUION ORIGINAL: ‘Déjame salir, de Jordan Peele.

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA: ‘Una mujer fantástica (Chile).

MEJOR PELÍCULA ANIMADA: ‘Coco’, de Lee Unkrich y Darla K. Anderson.

MEJOR FOTOGRAFÍA: ‘Blade Runner 2049′, de Roger Deakins.

MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN: ‘La forma del agua’, de Paul D. Austerberry, Jeffrey A. Melvin, Shane Vieau.

MEJOR VESTUARIO: ‘El hilo invisible’, de Mark Bridges.

MEJOR MONTAJE: ‘Dunkerque, de Lee Smith.

MEJOR EFECTOS ESPECIALES: ‘Blade Runner 2049′, de John Nelson, Paul Lambert, Richard R. Hoover, Gerd Nefzer.

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: ‘El instante más oscuro’, de Kazuhiro Tsuji, David Malinowski, Lucy Sibbick

MEJOR MONTAJE DE SONIDO: ‘Dunkerque’, de Alex Gibson, Richard King.

MEJOR MEZCLA DE SONIDO: ‘Dunkerque’, de Mark Weingarten, Gregg Landaker, Gary A. Rizzo.

MEJOR BANDA SONORA: ‘La forma del agua’, de Alexandre Desplat.

MEJOR CANCIÓN: ‘Remember Me’, en Coco, de Kristen Anderson-Lopez, Robert Lopez.

MEJOR DOCUMENTAL: ‘Icarus’, de Bryan Fogel, Dan Cogan.

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL: ‘Heaven is a Traffic Jam on the 405′, de Frank Stiefel.

MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN: ‘The Silent Child’, de Chris Overton, Rachel Shenton’

MEJOR CORTOMETRAJE ANIMADO: ‘Dear Basketball’, de Glen Keane, Kobe Bryant’

 

Ahora ya solo te queda programar tu lista de ‘must see’ para las próximas semanas. Disfruta, hay para todos los gustos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.