Dar un paseo por las viñas es una de las experiencias más relajantes para todos aquellos amantes, y son legión, del vino y la naturaleza. Una actividad que nos conecta con la tierra y con el presente, y que nos permite disfrutar de ese universo de sensaciones únicas e indescriptibles que solo encontramos entre viñas. Por este motivo, cada vez son más las bodegas que organizan visitas en diferentes formatos, que podemos acompañar de esta selección musical ideal para todos aquellos que nunca se despegan de sus cascos.

You are Your Mother’s Child, de Conor Oberst

Empezamos el recorrido con este tema folk, emotivo y repleto de claroscuros, que bien podría pertenecer a Dylan pero es de Conor Oberst, uno de los niños prodigio del indie-folk introspectivo estadounidense que tiene en este Upside Down Mountain(2014) el que es probablemente su mejor disco hasta la fecha. Te haces mayor, chaval, dice Oberst levemente cabizbajo mientras acaricia su guitarra, y debes saber que la vida es un asco a veces. Y que el amor, en todas sus formas y manifestaciones, es lo más importante. “’Cause you are your mother’s child/ She had you for a while”, pero ahora, continúa Oberst, vas a tener que salir adelante tú solo. Y, aunque no va a ser fácil, merece la pena el viaje.

 

Pricks of Brightness, de Ratatat

El envolvente rock electrónico de este dúo neoyorquino nos acompañará como nadie en este paseo por las viñas. Este tema luminoso y amable pertenece a su largo de 2014, Magnifique, un discazo sin hits contundentes, redondo, más introspectivo que los anteriores, íntegramente instrumental. Ideal para dar rienda suelta a nuestros pensamientos más positivos (que no más cursis).

 

Ohio, de Damien Jurado
Siempre es un bueno momento para volver a escuchar este tema del viejo Damien, una canción hermosa y melancólica perteneciente al impecable Brothers and Sisters of the Eternal Son, un disco de 2014 que le consolidó como uno de los grandes cantautores del momento. Expresivo, sugerente y lleno de aristas: así es el pop suave de un hombre que ha hecho de esa leve pesadumbre común a todo su trabajo su seña de identidad. Este tema, que a su manera también canta a la tierra y al (des)amor, es ideal para curar un desengaño entre viñedos. “She belongs to her mother and the state of Ohio, I wish she belonged to me”. Pero la vida siempre sigue.

Live Bed Show, de Pulp

El más mainstreamde la lista es, sin duda, este tema de Different Classque podía haber sido, en realidad, cualquier otro de un disco que ha hecho historia, ideal para acompañarnos en cualquier momento de la vida, también en un paseo por los viñedos que será a la vez un recorrido por nuestra propia vida. “She doesn’t have to go to work/ But she doesn’t want to stay in bed /Cause it’s changed from something comfortable/To something else instead”. ¿Acaso esta frase no lo explica todo?

 

These are the days, de Jamie Cullum
“These are the days that I’ve missing, give me the taste, give me the joy of summer wine”, canta Jamie con su hermosa voz ligeramente rota. Y es que si la cosa va de viñedos, probablemente pocas cosas definen mejor ese universo sentimental que se teje alrededor del vino que esta frase de Twentysomething, un disco que nos hizo amar el jazz suave y envolvente de este joven pianista inglés que sigue dando guerra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Come, bebe, habla, viaja y escribe todo cuanto puede, y está claro que se lo pasa en grande. ¿Dónde? En Cocinatis, Gastronomistas, Time Out, The Shaker & The Jigger, Woman, Myvuelingcity… y más.