Ay, cuánto solemos saber sobre el amor y qué analfabetos somos cuando la cosa va de desamor. Qué preparados estamos cuando llega, qué triunfales lo recibimos, con todos esos príncipes y corceles que habitan en nuestro ADN listos para marcarnos el camino y, sin embargo, qué poco nos han enseñado sobre cómo gestionar su fin, incluso sobre cómo detectarlo. Menos mal que el cine está aquí para salvarnos de casi cualquier mal, y por eso recuperamos estas cinco películas que nos dicen mucho sobre el amor (de verdad), más allá de Meg Ryan, Hugh Grant, Pocahontas y demás culpables de ficción de gran parte de nuestras desgracias.

Blue Valentine (Derek Cianfrance, 2010)

blue_valentine
No entendemos por qué esta interesante película pasó con más pena que gloria por las pantallas, pues es una radiografía perfecta del nacimiento y decadencia de una pareja, la formada por Ryan Gosling y Michelle Williams, una cinta sincera y perturbadora que nos habla de esas parejas (en realidad la inmensa mayoría) en las que hay uno que quiere mucho más y mucho mejor que el otro. Y nos dice que esos roles no cambian con el tiempo, sino que se mantienen y se enquistan, y que cuando llega el fin, porque suele llegar y suele llegar al mismo tiempo que los hijos, nos damos cuenta de que en realidad todo estaba escrito desde el principio. Aunque no quisiésemos verlo.

Closer (Mike Nichols, 2004)

peliculas_amor

En esta discutida cinta, que en su día no logró poner de acuerdo a la crítica, Jude Law, Julia Roberts, Clive Owen y Natalie Portman dan vida a cuatro personajes incapaces de gestionar sus miserias afectivo-sexuales, con toda la serie de consecuencias devastadoras que provoca haber perdido por completo el control de los propios instintos. Ese universo inquietante y turbio que crea Mike Nichols tiene, sin embargo, un final esperanzador: esa Portman vulnerable que al fin se salva, que sale disparada y reforzada de esa época de su vida que retrata la cinta, y camina con seguridad por Nueva York mientras Damien Rice canta I can’t take my eyes off you.

Amor (Michael Haneke, 2012)

peliculas_amor

Sin dejar de ser turbio, inquietante, desagradable y provocador, Michael Haneke dio una gran sorpresa cuando en 2012 firmó este peliculón sobre el amor protagonizada por una anciana enferma de Alzheimer que vive sus últimos días, con su consiguiente deterioro físico, mental y emocional, en compañía de su marido. El amor trasciende la pantalla en cada fotograma, incluso en las escenas más sórdidas, en una película preciosa que sirve a Haneke para cargarse, por un lado, esa idea del amor romántico y del enamoramiento que tanto daño nos ha hecho, pero también ese escepticismo emocional posmoderno que parece imperar en tiempos de incertidumbre.

Annie Hall (Woody Allen, 1977)

annie_hall

No podía faltar Woody Allen cuando hablamos de diseccionar las relaciones de pareja, con todos esos resortes que a veces las hacen maravillosas y otras irrespirables. Probablemente la mejor de ellas es Annie Hall, una cinta universal e intergeneracional, una película de culto que versa, más que sobre el amor, sobre la complejidad de las relaciones de pareja, que a menudo se sostienen sobre pilares tan frágiles que pueden saltar por los aires en milésimas de segundo. Una escena memorable que lo dice todo: Diane Keaton (maravillosa) lee junto a Woody en la cama y negocian sobre cuándo deberían practicar sexo. ¿Será eso el amor? Probablemente sí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Come, bebe, habla, viaja y escribe todo cuanto puede, y está claro que se lo pasa en grande. ¿Dónde? En Cocinatis, Gastronomistas, Time Out, The Shaker & The Jigger, Woman, Myvuelingcity… y más.