Si este verano quieres ser el rey o la reina de las barbacoas, nada como hacerte como el último fetiche gourmet: Beefer, una parrilla que es capaz de alcanzar los 800 grados. Llegar a semejante hazaña es genial para las carnes, pues permite asarlas y sellarlas al punto y en menos de dos minutos, conservando todos los jugos y quedando crujiente por fuera y melosa por dentro. ¿Cómo lo logra? Gracias a un quemador de gas de cerámica de alto rendimiento.

 

Sibarita

 

La parrilla tiene el quemador en la parte superior y permite colocar la carne, pescado o verduras en diferentes posiciones, según nos interese un tipo de cocción u otra. Así, si queremos preparar una carne vacuna de calidad, la mejor opción es colocarla arriba para conseguir ese sellado perfecto, pero si deseamos hacerla al punto, podemos seguir cociéndola colocando la bandeja en una posición intermedia, de manera que el calor no es tan potente. Si bien los fans de la carne de vaca (especialmente la madurada Dry Aged) son quienes más amarán Beefer, también quedan estupendas otras carnes como cordero y cerdo, algunos ingredientes marinos como gambas, atún, salmón o vieiras y muchas verduras. Esta parrilla fabricada en Alemania, además, no emite partículas tóxicas. Lo dicho: para sibaritas.

Eso sí, si te animas con una barbacoa de carne, te recomendamos acompañar la comida con un excelente y potente vino Mas La Plana de Bodegas Torres. Un cabernet sauvignon intenso, con aroma frutal, junto a notas de pan tostado, trufa, chocolate blanco y especias (clavo, pimienta). Paladar de gran volumen, amplio y vivo. Sus taninos maduros prometen gran futuro y buena evolución.

Bodegas Torres

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Periodista en proceso de formación, amante de la cultura y los viajes