Ya sabemos lo que piensas cada vez que das una vuelta por allí: ¿Cuánta gente hay corriendo? ¿Será eso solo una moda pasajera? Una parte de efecto tendencia nadie puede negarlo, pero lo cierto es que quienes practican este deporte saben lo adictivo que resulta ser una vez que pillas carrerilla. Y más si tenemos en cuenta todos los beneficios que representa: reducción del estrés, sentimiento de bienestar…  En esta época de renovación de los buenos propósitos y de volver a marcar una rutina, solo te podemos recomendarte sumarte al running. Estos son los motivos por los que deberías calzar unas deportivas y un chandal, y salir a recorrer las calles a buen ritmo:

  • Mejora los procesos cognitivos: La publicación Running: más allá del deporte, del psicólogo Oliver Martínez, concluye que correr contribuye a favorecer la capacidad de aprendizaje, el rendimiento cognoscitivo y frena el declive del funcionamiento cerebral. Otro estudio similar, realizado en la Universidad de Minnesota, afirma que las personas que realizan actividad física intensa aprenden un 20% más rápido y mejoran la retención a largo plazo.
  • Reduce la ansiedad: Algunas investigaciones demuestran que correr es más efectivo contra la ansiedad que muchos medicamentos. Esto se debe a que refresca la gestión de los pensamientos y mantiene la mente libre de preocupaciones mientras se practica.
  • Calidad del sueño: Un estudio realizado por la Universidad de Stanford, en California, sugiere que correr mejora los problemas de insomnio.
  • Aumenta el ánimo: Al ejercitarte de manera regular tu cuerpo genera endorfinas (la ‘hormona de la felicidad’) que tienen el poder de reducir el dolor y aumentar el placer provocando que te sientas con más ánimo, más energía y, literalmente, que seas más feliz.
  • Alivia la depresión: El running ha demostrado ser útil para combatir la depresión, esto se debe a que permite a la persona que lo practica tener su propio espacio para conectar consigo mismo, a modo de  psicoterapia.
  • Combate la adicción: Es un tranquilizante natural y fomenta que la persona  se haga mentalmente más fuerte, debido a esto muchos terapeutas lo prescriben como apoyo para superar adicciones.
  • Más confianza y autoestima: Alcanzar los objetivos marcados provoca un incremento de la autoconfianza y hace que te ‘quieras más’, mucho más allá de cuestiones estéticas.
  • Desarrolla la agudeza mental: Es un ejercicio que obliga a estar alerta y concentrarse. Además, múltiples encuestas demuestran que incrementa la capacidad de resolución de problemas.
  • Mejora la coordinación entre  mente y cuerpo, lo cual beneficia la realización de las actividades diarias y otros deportes.
  • Fomenta las relaciones sociales: Practicarlo en compañía permite estrechar vínculos y desarrollar habilidades como la empatía, la motivación y la comunicación.

¿Y ahora qué? ¿Te apuntas?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.