Que los bocadillos están de moda es una realidad palpable. Probablemente, empujada por la ola del ‘streetfood’ y los ‘food trucks’ y favorecida por la necesidad de encontrar nuevos formatos que agraden a todos los públicos y bolsillos. Vuelve el clásico, y vuelve con toda la artillería. El bocadillo es ya la “nueva hamburguesa”.

Rescatados con gusto en cartas de restaurantes de todos los estilos, apuesta de comida callejera de cualquier acento, reinventado con panes que van de la chapata al polar y, lo que es más significativo, protagonista absoluto de locales especializados que han encontrado en el “entre pan y pan” su valor más destacado.

Con este argumento nos hemos echado a las calles de Madrid para seleccionar los cinco espacios monotemáticos que no te puedes perder si buscas comerte esta nueva tendencia. ¡A por ellos!

Crumb

Bocadillos Madrid

Bocadillo de Crumb.

Abrió sus puertas en 2013 con el claro objetivo de colocar el sándwich en el lugar que merece. Y dotarlo de ingredientes sorprendentes que estallen en la boca en perfecta armonía. La estrella de la casa sigue siendo el de Sardinas al Sumak, con sardinas que compran frescas, limpian y maridan con esta especia mediterránea que da nombre al sándwich, y acompañan de tapenade casero, ensalada, cherry y mahonesa con un toque de harissa, salsa picante propia de Túnez. Otras propuestas de este local de la zona de Conde Duque son, por ejemplo, Pork Belly, de panceta marinada y asada con compota de manzana, ensalada de berros y mayodulce, o el Veggie, con pesto de tahini con tomate asado deshidratado, berenjena y calabacín al grill marinados con boniato y queso de cabra. www.crumb.es

Magasand

Bocadillos Madrid

Bocadillo de Magasand.

Me considero adicta al Nomanches de pollo de esta sandwichería que ya cuenta con tres locales, el último recientemente abierto a dos pasos del Museo del Ferrocarril. Pollo en salsa de chipotle, queso havarti, aguacate, tomate, espinacas y pan polar de centeno. Un puntito picante que le va de infarto y un queso cremoso que te envuelve la boca. Además, es uno de los pocos espacios de Madrid donde encontrarás pastrami en carta, que con el nombre de Reuben Dario, lo ponen asado entre pan payés de trigo y combinado con aguacate, queso fresco Villalón, crema agria y tomate. www.magasand.com

La Casa Tomada

Bocadillo de autor en Madrid

Bocadillo de La Casa Tomada.

Una de las últimas incorporaciones al territorio bocata en Madrid es este local que llega con aires de Venezuela. Así lo anuncian sus deliciosos tequeños, aunque el protagonismo absoluto lo tienen sus bocatas XXL que, lejos de llevar sello venezolano, viajan por el mundo sin límites. Por ejemplo, a través de un Teriyaki de ternera, con tiras de ternera preparadas en salsa de soja, pimientos, cebolla, cilantro y cebollino en salsa teriyaki, o un riquísimo Fat Roast Beef, carne que se hornea y corta a cuchillo en casa, acompañado de bacon, queso gouda y cebolla. Un interesante apartado de cervezas artesanales pone la guinda a un local donde el arte y la buena música también tienen su sitio. @lacasatomada

El Porrón Canalla

Bocadillo de autor

Bocadillo en El Porrón Canalla.

El día que comenzó a correr el rumor de que el gran Juanjo López estaba preparando una propuesta informal, en el local contiguo a su Tasquita de Enfrente, todos sabíamos que, efectivamente, algo de canalla tendría. Canalla sí, pero con argumentos de nombre propio sin desperdicio alguno: panes de Viena La Baguette, jamones y embutidos de Arturo Sánchez o conservas de Frinsa. Si combinamos todo esto nos encontramos con sugerencias como barrita artesana de ventresca y pimiento, mejillones en escabeche con patatas sobre mollete o bastón de salchichón ibérico con hinojo y aceite de oliva. Y más canalla se vuelve el asunto si tenemos en cuenta que aquí se bebe en porrón. De cerveza, vino y hasta de manzanilla. www.elporroncanalla.com

Bocadillo de jamón y champán

Bocadillos Madrid

Bocadillo de Jamón y Champán.

De bocatas y porrones a bocatas y champán, otra combinación que triunfa en la zona de Alonso Martínez. Allí puedes conocer a Enrique, una chapata extrafina con paleta de bellota; a Txema, con pan de horno de leña, paleta de bellota, pimiento verde asado, tomate y aceite de oliva virgen extra; o a Telmo, que combina la paleta con queso cremoso, pimientos del piquillo y cebolla caramelizada. Y ojo, que más allá del jamón los hay, por ejemplo, de mortadela trufada, rúcula, parmesano, membrillo y salsa dijonnaise o de butifarra de perol, salsa de tomate y mostaza. El apartado líquido está presidido por hasta diez referencias en burbujas, algunas también por copas. www.bocadillodejamon.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Descubrir vinos más allá de lo establecido es una de sus grandes pasiones, como lo es el queso en general y el francés en particular. Reparte letras en varios proyectos digitales vinculados con gastronomía, bienestar y estilo de vida.