La asociación entre el reconocido chef Xavier Pellicer y el grupo de restauración Tribu Woki está generando muchos conceptos culinarios en Barcelona. Y hay que reconocer que la clavan como pocos con propuestas de comida saludable, original, de fusión, urbana y divertida. Eso se nota en el exitazo que cosechan cada uno de sus restaurantes, sean los de inspiración marinera, como Barracuda (situado en la misma arena de la playa de Castelldefels) y Barraca (en el barrio de La Barceloneta); el de gastronomía flexiteriana, Céleri, una de las aperturas más sonadas y sorprendes del 2015 en Barcelona; las tapas tradicionales de Carmelitas, o los platillos informales e internacionales de los locales Woki.

Cada uno de estos restaurantes conforma un universo de sabores y sensaciones diferentes, pero con una misma filosofía: materias primas de calidad y proximidad trabajadas de forma noble y creativa para potenciar al máximo su sabor y sorprender en entornos acogedores y modernos.

En esta línea, la última criatura del binomio PellicerWoki se ha estrenado hace unas semanas en Barcelona y se llama Satay Grill. Su propuesta más ‘street food’ es un bonito local situado en el corazón del barrio del Raval cuyo nombre, satay, procede de una brocheta de carne hecha al grill y típica de Indonesia, que también es muy popular en otros países del asiáticos como China, Malasia, Singapur y Tailandia.

Precisamente en torno a esta especialidad gira la cocina de Satay Grill, que propone una amplia variedad de sabrosas brochetas de marisco, pescado, carne o verduras preparadas en brasas de cáscaras coco a la vista del comensal. Se maridan con salsas especiadas, como la de tigre o la satay, entre muchas otras opciones. Completan la carta platos aromáticos como las ensaladas (elaboradas con alimentos muy de moda y ‘healthy’: quinoa, kale…); la col y zanahoria al estilo vietnamita, o el salpicón de pulpo con pad thaï.

No podía faltar además uno de los platos más en boga del momento, el Bun-Bao: un sabroso pan chino servido con pollo tandori o con cerdo, hoisin, pepino y cebolla tierna. Eso sí, si un plato nos llevó a tocar el cielo, este es la Berenjena Miso, con una textura melosa y un sabor agridulce que llega a recordar alguna de las mejores creaciones vegetales que se pueden probar en el restaurante Céleri. Satay es, pues, muy Pellicer, y seguramente por esto lo amamos tanto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

SATAY GRILL 

C/ Carme, 42 – Barcelona


Tel.: 93 461 59 11


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.