El 8 de marzo es el día internacional de la mujer. Se celebra justo en esta fecha porque, hace 162 años, un grupo de trabajadoras de una fábrica textil de New York salió a la calle para protestar contra sus míseras condiciones de trabajo. Para este día, os proponemos un listado de libros feministas que todo el mundo debería leer.

 

Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado

Libros feministas_Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado

 Maya Angelou (1969). El icono del feminismo Maya Angelou relata su dura infancia y adolescencia. Violada con 17 años y víctima del racismo, encontró en su abuela un modelo a seguir. Ella le impartió unas lecciones de vida que le sirvieron para superar los años y los traumas que vendrían y a no renunciar nunca a su independencia y a su libertad.

La mujer helada

Libros Feministas_La mujer helada

Annie Ernaux (1981). Es otra obra autobiográfica en la que Annie Ernaux se retrata como una mujer que trabaja como profesora, está casada con un funcionario, tiene dos niños y un día se da cuenta de que lleva un tiempo congelada. Este libro se traduce en una denuncia del papel, más que asumido en la sociedad de entonces (y en algunos casos, de ahora) que relegaba la mujer a única responsable de las tareas domésticas y de educación de los hijos. Annie Ernaux cuenta brillantemente esta alteración de lo cotidiano, este empobrecimiento de las sensaciones, esta dilución de la identidad; esclavitud a la que las mujeres son empujadas como a un desafío.

El color púrpura – Alice Walker (1982)

Libros feministas_El color púrpura

Alice Walker (1982). Nettie y Celie son dos hermanas estadounidenses. La primera trabaja como misionera en África; la segunda está casada con un hombre que odia profundamente y arrastra el trauma de haber sido violada por su presunto padre. Las dos intercambian cartas, relatando sus vidas y esperando reencontrarse. Y sin embargo, la vida de Celie da un vuelco cuando conoce la amante de su marido, una extraordinaria mujer llama Shug Avery.

El cuento de la criada

Margaret Artwood (1985). Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear. Si se rebela o si no es capaz de concebir, morirá o será destinada a las Colonias. Así, el régimen controla los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie puede gobernar el pensamiento de una persona.

Los monólogos de la vagina

Eve Ensler (1996). Desde hace 20 años, este libro sigue sorprendiendo, chocando y enseñando a una nueva generación de mujeres. «Me preocupan las vaginas. Me preocupaba lo que pensamos sobre las vaginas, y lo que no pensamos acerca de ellas… De modo que decidí hablar a las mujeres acerca de sus vaginas, entrevistar a la vagina, y así comenzaron los monólogos de la vagina», afirmó la autora. «Al principio se mostraban renuentes, un poco tímidas. Pero una vez que empezaban, no había modo de que parasen.»

Persépolis

Marjane Satrapi (2000 – 2003). El último de nuestros libros feministas es de Marjane Satrapi, alias Persépolis, una niña cuya infancia transcurre en Teherán en medio de la revolución islámica. Relata etapas como la introducción del velo en la vida social y la separación por sexos en las escuelas, hasta la vida universitaria y las revueltas estudiantiles, y hace un repaso a su vida que se remonta a sus antepasados, ayudándonos a entender las motivaciones históricas de la revolución islámica, mostrándonos a la vez una opinión crítica con el gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.