Hay restaurantes a los que vale la pena volver. Porque te encanta su comida, su interiorismo, su carta de vinos, su ambiente… Pueden ser todas esas razones juntas o por separado. O incluso porque sabes que han renovado su oferta culinaria y tienes ganas de probarla. En el caso de La Vinoteca Torres quieres regresar por todos estos motivos: la comida es excelente, en las paredes se exhiben obras de la artista alemana Waltraud Maczassek, hay cantidad y calidad de botellas, el ambiente es distendido… Es fácil volver, sí, porque está superbien ubicada, en pleno Passeig de Gràcia (en el número 78).

Y ahora con más razón aún. Porque ahora manda en los fogones la idea gastronómica del grupo Mercès, una firma emblemática en Catalunya, que cuenta con un catering de renombre además de un restaurante muy especial llamado Mercès One, donde solo se admite una reserva por servicio. Y esa idea es la de sublimar un producto de temporada que ya es sublime de por sí a través de platos mediterráneos. Técnicas actuales sin alharacas y alguna receta de otras latitudes (el chef, Carlos Londres, es hispanoperuano).

Hay platos sobresalientes, como el ceviche de corvina, en el que no se escatima en pescado y tiene el punto justo de acidez; las verduras de temporada y el gallo el Penedès en escabeche con vino blanco y ajo negro son buena muestra de ello.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La delicadeza, la armonía y el sabor de cada plato se realzan con una oferta de vinos tan amplia (más de 100 referencias, y subiendo) como interesante. Porque La Vinoteca Torres es más que un restaurante. Están a la venta todas las referencias de Bodegas Torres (producen en España, Chile y Estados Unidos), además de una selección de joyas escogidas por Miguel A. Torres, presidente de la bodega, y auténticas maravillas elaboradas por las 11 familias vitivinícolas centenarias que forman parte de la asociación Primum Familiae Vini (PFV), de la que forman parte los Torres junto a Vega Sicilia, Egon Müller-Scharzhof, Symington, Pol Roger, Perrin, Joseph Drouhin, Tenuta San Guido, Hugel, Marchesi Antinori y Mouton Rothschild.

En La Vinoteca Torres, el concepto enogastronomía cobra el sentido más pleno: comes muy bien (hay menús, hay carta, hay tapas) y bebes de maravilla (puedes pedir la botella o la copa). Y además puedes comprar cualquier referencia que tienen en la carta en el ‘corner shop’ de la entrada, tal si aquello fuera una tienda. Es lo que suele suceder, porque no hay mejor escaparate para un vino que este restaurante.

 

LA VINOTECA TORRES

Passeig de Gràcia, 78. Barcelona.

Tel. : 932 72 66 25.

Abierto de lunes a domingo, de 12.00 a 1.00 horas (la cocina está abierta de 12.00 a 23.00 horas).

Precio medio de la carta: entre 50 y 55 euros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Si le preguntan por su profesión, responderá: "Periodista". Si le preguntan por su vida personal, repetirá: "Periodista". Vivir la vida y contarla. No hay nada que le guste más, sea desde El Periódico de Catalunya, donde es el responsable de las secciones Gente y Gourmet's, o desde www.gastronomistas.com.