Para disfrutar de un buen vino, puedes ir a un wine bar. Está bien, sin duda. Pero no olvides que muchos hoteles de Barcelona cuentan con una bodega de ensueño y un servicio impecable. ¿Vas a renunciar a un trago con tanto glamour? Te proponemos cuatro establecimientos de donde saldrás con un excelente sabor de boca.

Majestic Hotel & Spa Barcelona

Para quien quiera clasicismo total, solo tiene una opción: El Bar del Majestic, un espacio tranquilo y sosegado en pleno paseo de Gràcia que cuenta con una señora bodega. En este rincón del hotel, que ya es centenario, puedes jugar cada día, de 15.00 a 2.00 horas, a maridar tres productos (fruta, chocolate y queso) con otros tantos vinos: el sumiller te presenta botellas, copas y alimentos y te explica el por qué de cada combinación. Una interesante y relajada manera de descubrir bodegas, añadas, denominaciones de origen… Para acompañar los tragos, mayoritariamente de productores españoles y franceses, los bocados sofisticados que elabora con una estrella Michelin Nandu Jubany. Paseo de Gràcia, 68.

HOTELES DE BARCELONA vino

 

Monument Hotel

Lo que fue el hotel Condes de Barcelona se transformó en el Monument Hotel. Otra dimensión, nada que ver. Lujo y elegancia a raudales se notan nada más cruzar la puerta, y en ese ambiente tan exclusivo -y podría añadirse que tan arquitectónico-, siempre apetece una buena copa. En el Hall0 Bar, ubicado en el lobby, te la servirán. La carta de vinos es corta (un cava, un champán, dos blancos y dos tintos) pero no te preocupes porque puedes pedir cualquier referencia del restaurante Oria, que está al lado, en el mismo hotel, y que cuenta con botellas de todo el mundo. Si tu bolsillo te lo permite y te vas animando, tienes a tu disposición la superbodega de Lasarte (600 referencias), el otro restaurante de la casa y nada menos que un tres estrellas Michelin. Paseo de Gràcia, 75.

HOTELES DE BARCELONA vino

 

Hotel Omm

Tener a los hermanos Roca (El Celler de Can Roca) como directores enogastronómicos de tu hotel es un lujazo. Así que imagínate la carta de vinos que ha supervisado Josep Roca, uno de los expertos mundiales en la materia. Puedes tomar la copa en el restaurante Roca Moo (una estrella Michelin), en la barra del Roca Bar (más informal) o en el lobby, junto a la chimenea, mientras lees alguno de los libros a disposición de los clientes o mientras escuchas, si vas de martes a sábados a partir de las ocho de la tarde, la música en directo. Un entorno cálido, cosmopolita y lleno de actividad donde catar todo tipo de joyas, sean conocidas o desconocidas. Hay unas 500 referencias entre tintos y blancos españoles, con especial atención a los productores de cava y champán, vinos de Jerez de la Frontera y de Sanlúcar de Barrameda y riesling alemanes, una de las pasiones de Josep Roca. Calle de Rosselló, 265.

HOTELES DE BARCELONA vino

 

Hotel W

Si quieres glamour y sofisticación, si quieres un punto de fashionismo, incluso si te apetece un poco de postureo, debes bajar hasta la Barceloneta y plantarte en el Hotel W. ¡Será por posibilidades! El W Lounge es el lugar ideal para disfrutar de una copita de algún vino español o francés mientras te balanceas en alguna de las sillas colgantes. ¿Que no te gusta el paisanaje de la sala? Siempre puedes alargar la vista más allá de los ventanales para divisar todo el skyline de Barcelona ante tus ojos, que se disfruta aún mejor alrededor de la piscina de la terraza del Wet Bar. Una panorámica quequita el hipo si subes a las planta 26ª, donde está Eclipse: fli-pa-rás con las vistas bebiendo alguno de loscavaso champanes de la carta. Plaza de la rosa dels vents, 1.

HOTELES DE BARCELONA vino

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.