¿Quieres recorrer el mundo descubriendo los secretos de sus ciudades y las historias que albergan su calles, edificios plazas y, cómo no, su gente? Más allá de la típica guía de viaje donde encontrar hoteles, restaurantes e itinerarios turísticos, algunas obras ofrecen una visión alternativa de las localidades que tratan. Aquí, nuestras recomendaciones de lecturas para almas viajeras:

Una historia de Nueva York (RBA Libros)

Historias de Nueva YorkViajes por primera vez o seas un visitante asiduo de la Gran Manzana, este libro es de lectura obligatoria para conocer anécdotas, curiosidades y acontecimientos históricos que han marcado esta ciudad. El ‘guía’, aquí, es el gran Enric González, un periodista que conoce de primera mano Nueva York por haber trabajado de corresponsal del diario ‘El País’ en esta ciudad. Y entre líneas se intuye toda su fascinación por la ciudad de las rascacielos. “Ciertos conocimientos son perfectamente innecesarios. Se puede vivir muy feliz sin saber con qué truculencia surgió la cúpula del rascacielos Chrysler, por qué los Yankees son el equipo supremo en Nueva York, cuál es la relación entre Arabia Saudí y la cerveza de Brooklyn, por qué la grasa de los filetes es más amarillenta que en Europa, en qué bar bebió Dylan Thomas su último whisky o dónde sirven las mejores hamburguesas de Manhattan. Pero también está bien saberlo”, reza el prólogo. Enric González también ha recopilado las historias de Londres y Roma en otros dos libros que como el de Nueva York, más que leerse se devoran.

La Habana (Editorial Confluencias, colección Zoco)

La HabanaEl periodista francés Othon Guerlac desembarcó en Cuba en 1903, un momento histoìrico  convulso en la isla ya que corresponde a cuando la administracioìn estadounidense reemplaza a la espanÞola. Su objetivo no es otro que comparar ambas instituciones, para bien o para mal. La lectura de esta obra histórica permite descubrir otra cara de Cuba y entender algunas particularidades de su actualidad. La Habana forma parte de una recién editada colección de libritos monotemáticos que ofrecen una mirada atípica sobre los destinos que trat, como Palmira, Florencia, Londres o El Cairo, entre otras. Recomendamos leerlos ‘in situ’ para entender mejor la complejidad y características de cada una.

El Diario de Viajes (Moleskine)

Diario de viajes MoleskineUn clásico. No se trata de una guía al uso, sino más bien de una libreta vacía. Cada diario de viaje empieza con páginas de listas de tareas, calendarios, aeropuertos internacionales, husos horarios, climas y temperaturas, seguidas de secciones temáticas para listas de deseos, planificación, fines de semana, escapadas y viajes largos en la que el guía serás tú. Una vez rellenado con tus pensamientos, ideas, recomendaciones e impresiones, se convierte en el recuerdo más personal del viaje.

36 horas: USA & Canada (Taschen)

36 hours TaschenDesde hace más de una década, el New York Times publica una columna semanal titulada ’36 Hours’, donde recoge fines de semana de ensueño con itinerarios prácticos. La editorial Taschen ha recopilado estos itinerarios en 36 Hours: USA & Canada. Una obra en la que encontrar los ‘hotspots’ imprescindibles si visitas Nueva York, Montreal, El Paso, Los Ángeles, Niágara, el Gran Cañón, Duluth y Detroit, por ejemplo. Todo para saborear la aventura y lanzarse a descubrir el continente a través de sus parajes naturales, grandes urbes o pequeños pueblecitos, en 36 horas.

La mejor comida callejera del mundo (Lonely Planet)

Comida CallejeraUn país se puede descubrir a través de su cocina. La editorial Lonely Planet se ha propuesto recopilar los mejores puestos callejeros del mundo, estos bastiones de la gastronomía más auténtica y accesible. Tacos, sushis, sopas de fideos, tamales, platos de arroz, brochetas de carne… Sabores variados e intensos que también podrás preparar en casa gracias a las recetas también detalladas en esta peculiar guía que invita a experiencias muy sensoriales.

 

París de cine (Lunwerg)

París de cineAlgunas ciudades, debido a su encanto, son auténticos platós de cine al aire libre. Por ejemplo, París. A través de 55 películas recopiladas en esta obra descubrirás las escenas de tus películas favoritas, como el bar donde trabajaba Amélie Poulin, el pasaje que fue testigo de una de las persecuciones de El caso Bourne, el bistró en el que el personaje de Christoph Waltz tomaba la famosa tarta de manzana en Malditos Bastardos o el maravilloso teatro de la reciente La invención de Hugo, de Martin Scorsese. Porque París es de cine.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.