Los Ángeles es considerada por muchos la ciudad de los sueños. Vive al ritmo de la industria del cine, de las series y de la música, y de ello resulta una ciudad propicia a la creatividad, al arte, a la fusión de ideas provenientes de todas las partes del mundo. Y esto queda reflejado también en la gastronomía. Las cartas de los restaurantes distan mucho de lo convencional, pues la convivencia de los bagajes propios de cada una de las numerosas culturas presentes aquí, combinados con determinados hábitos alimentarios estadounidenses, engendran unos conceptos inéditos.

Por ejemplo, no hay otro lugar aparte de Los Ángeles donde sea normal comer una pizza tailandesa o encargar un taco coreano. La norma general que se respeta siempre en Los Ángeles es el culto profesado al producto local, elevado a la condición de sagrado. Los restaurantes tejen un vínculo sagrado con su entorno cercano, sobre todo a través de los farmers markets (mercados locales), su vía de aprovisionamiento principal. La ciudad recibe el sobrenombre de «la granja de los Estados Unidos», por la diversidad y el volumen de sus productos agrícolas, que facilitan una infinidad de posibilidades en los menús de los restaurantes.

libro lunwerg

Por todo ello, esta enoooorme metrópolis se merecía un recetario propio de sus creaciones culinarias más emblemáticas. Así nació Los Ángeles, las recetas de culto (editorial Lunwerg), escrito por Victor Garnier Astorino. Este libro mezcla fotografía y gastronomía de una manera natural. Street style, paisajes, palmeras, carreteras y bares conviven fotográficamente con más de cien recetas, dando forma al universo visual de Los Ángeles. También constituye un cuaderno de viaje a lo más profundo de la ciudad, con direcciones de restaurantes, historias locales, buena gastronomía y fotografías realizadas con una cámara de película fotográfica.

Son así recopiladas más de cien recetas de cocina como el perrito caliente de bacon y chili, la hamburguesa con queso y aguacate, la granola, el rollito de langosta, los tacos coreanos, el yogur helado, la pizza de kale, los boles de Açai, el Pad Thai con gambas, los aros de cebolla, la pizza de ensalada… Combinaciones atrevidas que invitan a la creatividad y a soñar en la cocina. Los platos están explicados paso a paso y, además, incluyen el restaurante donde se sirve y pequeñas historias o anécdotas de los mismos. Una verdadera incursión en la cultura y la gastronomía angelina.

Captura de pantalla 2017-10-09 a las 15.30.53

Dividido por zonas de Los Ángeles como Santa Mónica, Hollywood, Beverly Hills, Malibu o Venice, este libro es también un recorrido geográfico por el estado de California. Y, por si fuera poco, se incluye un apartado al final con los ingredientes básicos más habituales de la cocina de Los Ángeles y una lista de direcciones que no nos podemos perder si queremos disfrutar de la mejor gastronomía de la ciudad de las estrellas. Un buen plan, ¿verdad?

Recetario lunwerg

 

Tip: Si te animas a meter las manos en la masa y preparar una de estas fabulosas recetas, te proponemos descorcharte una botella de La Scala, de la Bodega Jean Leon. Un auténtico himno a la libertad, glamour y sueños cumplidos que respira Los Ángeles.

recetario

El restaurante fundado por Jean Leon en Beverly Hills, da nombre a este Gran Reserva que se empezó a elaborar en 1969, convirtiéndose en el primer vino de cabernet sauvignon elaborado en España. En la época dorada de Hollywood, La Scala era el lugar de encuentro habitual de estrellas como Marilyn Monroe, inmortalizada en la etiqueta de este vino en un retrato único del artista Josep Maria Subirachs.

Descripción: la máxima expresión de la variedad cabernet sauvignon, así como de su potencial de crianza y adecuada evolución. Un vino con un aroma intenso y complejo. Buena estructura tánica, magnífica presencia y persistencia.

Maridaje: este Gran Reserva es sublime con platos de caza, como venado, corzo o jabalí, así como con asado de ternera o de cordero. Nobles taninos y notas maduras y complejas le dan el estatus de un vino verdaderamente magnífico.

  • Variedades: cabernet sauvignon.
  • 24 meses en roble francés y un mínimo de 3 años en botella.
  • Producción limitada: entre 5.000 y 20.000 botellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.