Cabañas en Suecia, oasis en el desierto marroquí, templo budista en Japón… Para olvidarse del ajetreo cotidiano, nada como poner rumbo a un nuevo destino y descubrir conceptos hosteleros que apuestan por el silencio y la soledad como vía de escape. Os desvelamos seis lugares únicos, lujosos y refinados en comunión con la naturaleza. Para desaparecer del mapa y no querer volver jamás.

Vivood, cabañas con vistas en España

Hoteles into the wildYa no es necesario viajar a países remotos de África o Australia para hospedarse en bungalows en medio de la nada. En nuestro país tenemos Vivood, un complejo hotelero situado cerca de Guadalest (un pueblo a más o menos una hora de distancia de Alicante), que tiene 20 suites en cabañas para dos, integradas armoniosamente en el entorno. Aquí el paisaje es famoso por unos acantilados que cortan el hipo y que los huéspedes pueden admirar desde los inmensos ventanales de sus habitaciones que dan la sensación de estar en el exterior. De este modo, aquí uno se duerme admirando las estrellas y se despierta con los primeros rayos de sol. La terraza y su jacuzzi acabarán de convertir en sueño la estancia en este complejo hotelero, construido siguiendo estrictas normas de sostenibilidad.

A partir de 170 euros la noche en habitación doble.

www.vivood.com

Finn Lough, en una burbuja en Irlanda

hotel finnloughAquí estaréis en una burbuja. Tal cual. El hotel Finn Lough, situado al medio de un bosque de Irlanda del Norte, cuenta con un par de domos transparentes entre árboles y musgo, apartados de cualquier rastro de civilización. Una experiencia increíble ya que quienes se alojan aquí entrarán en comunión directa con el entorno salvaje: ramas que crepitan, hojas que juegan con el viento, chucheo de búho y, si tenéis suerte, las estrellas y la luna como única fuente de luz en esta iniciación –de lo más agradable- a la vida salvaje.

A partir de 265 euros la noche.

www.finnlought.com

Vivir como un monje en Japón

HOTEL NATURALEZAKoyasan. Este hermoso nombre evoca por sí solo magia, plenitud y, casi, nirvana. Se trata de un templo budista que acoge a visitantes de todo el mundo en busca de paz y belleza. Aquí se vive una experiencia única en medio de un espeso bosque que parece sacado de un cuento de hadas. Está en un monte al que se accede mediante un trayecto en funicular y una buena caminata. Este centro religioso es uno de los más importantes del budismo de la escuela Shingon en Japón. Pequeños templos colindantes y un enorme cementerio (que acoge el mausoleo de Okunoin) añaden una aura mística a Koyasan, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aquí se sigue el ritmo de los monjes y se duerme, se medita y se come (dieta shojin-ryori, que consiste en pequeños platitos vegetarianos preparados por los religiosos) igual que ellos.

A partir de 65 euros la noche por persona.

eng.shukubo.net

Ksbah Beldi, edén en el desierto marroquí

hotel naturalezaUn lugar bucólico-chic, digno de cualquier editorial de moda. A 50 minutos de Marrakech, en un oasis en pleno desierto, este hotel parece el edén por su vegetación densa y llena de colores. Bordea el lago Lalla Takerkoust y se ha construido en una antigua granja dedicada al cultivo de las olivas y de las verduras gracias a su fuente de riego natural. En Ksbah Beldi hay piscina al aire libre, hammám, los dormitorios se encuentran en casitas tradicionales aisladas y cada comida se celebra en un lugar diferente de este impresionante espacio: bajo un árbol de pistachos tricentenario, cerca de una planta de jazmín, al lado de la piscina… Y en el horizonte, nada más que cielo y dunas de arenas: el desierto sin fin.

A partir de 126 euros la noche en habitación doble.

www.kasbahbeldi.com

Recargar pilas en La Pensée Sauvage, Francia

hotel naturalezaSe llama La Pensée Sauvage (el pensamiento salvaje, en castellano) y este peculiar centro –ya muy de moda entre jet set, famoseo y empresarios- es obra de los naturópatas Thomas Uhl y Maëlys Valin. Son 16 habitaciones orientadas hacia al sur en un entorno de gran belleza: el Macizo del Vercors, en Francia. El objetivo de una estancia aquí es reeducar el metabolismo e higiene interno, contentándose con lo mínimo: nada de cacharros electrónicos y una dieta de lo más frugal a base de ayuno terapéutico (caldos y tisanas) o menú détox elaborado con productos bio, veganos y de kilómetro cero. El programa se completa con ejercicios, cuidados y actividades personalizadas por el equipo: osteópata, masajes, yoga, deporte, paseo por las montañas,… Aquí manda la calma y el bienestar. Saldréis más relajados que nunca.

A partir de 1.300 euros la semana en habitación doble.

www.lapenseesauvage.com

Fjällnäs, al fin del mundo y más allá desde Suecia

hotel naturalezaLa increíble propuesta de Fjällnäs, uno de los establecimientos hosteleros más antiguos de Suecia, es vivir como los Sami en una cabaña aislada del resto del mundo. Por ello, han restaurado una antigua cabaña en un lugar remoto conocido por la calidad del aire que se respira allí (puro, purísimo). Pero todo tiene un precio: para llegar a este paraíso se necesitan dos horas de caminata o media hora de moto de nieve. Y a partir de entonces, olvidáos del móvil o del ordenador, aquí no hay ni red ni wifi. El tiempo pasa descansando, meditado, leyendo y, sobre todo, contemplando las magníficas vistas al lago Bolagen. Los más aventureros podrán darse un chapuzón desnudo para entrar en comunión completa con la naturaleza.

A partir de 330 euros la noche en habitación doble.

www.fjallnas.se

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.