En su libro 10 consejos para alargar tu vida (editorial Zenith), el médico sueco Bertil Marklund ofrece 10 consejos para vivir más y mejor. Toma nota.

Hacer ejercicio físico, sea cual sea, porque reduce el estrés. En resumen, la clave está en moverse y eso también significa que no es necesario matarse en el gimnasio. Basta con salir a caminar, mantenerse de pie en vez de estar sentado, optar por las escaleras versus el ascensor… Fácil, ¿verdad?

Hay que tomarse su tiempo. Hay que aprender a no dejarse invadir y también a sacarse de encima los malos rollos para poder respirar, sentirse más ligero y más tranquilo.

Dormir bien, pero sin exagerar. Dormir un mínimo de horas al día y profundamente permite regenerar el cuerpo. Para asegurar una buena higiene del sueño hay que tener hábitos saludables durante el día: comer e hidratarse bien, practicar actividad física… Tampoco es recomendable pasarse ya que un exceso de tiempo durmiendo acostumbra al cuerpo, que cada vez se vuelve más ocioso si lo acostumbramos a ello.

Tomar el sol, pero con moderación. El sol nos da un chute de vitamina D esencial para el cuerpo, tanto para el sistema nervioso como los huesos fuertes y el sistema inmunológico. Pero sin excesos, a las horas menos fuertes y con protección solar, claro.

Comer sano. No hace falta revolucionar los menús semanales. Es solo recomendable comer de todo con moderación, centrándose en los alimentos que proporcionan vitaminas, grasas benéficas, fibras, antioxidantes, etc. Y evitar productos industriales azucarados y grasos, limitar el consumo de carnes y embutidos… Y no olvides comer despacio. Lo de siempre, vamos.

Beber agua. La hidratación es esencial para el buen funcionamiento del cuerpo. No lo olvides.

Controlar el peso. El sobrepeso aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes. Por ello, asegúrate de mantener tu peso estable.

Mantener una vida social. La amistad optimiza la confianza y aumenta la producción de hormonas de bienestar. Así que no descuides tu entorno social.

Cuidar los dientes. La higiene bucal afecta la circulación sanguínea, así que no la descuides y tomate en serio lo de cepillarte bien los dientes, acudir a revisiones al dentista y evitar los dulces. Sí, mamá tenía razón.

Adoptar el pensamiento positivo. El pesimismo crea estrés, ansiedad y frustración. Un cóctel explosivo para nuestra salud. En cambio, está demostrado que el optimismo reduce el riesgo de mortalidad femenina. Así que, ya sabes, rodéate de gente positiva, busca la motivación, sé generoso…

 

Libro

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.