La isla griega es una de las más bonitas del Mediterráneo, un paraíso de casas blancas, hermosos acantilados y hotelitos-boutique con piscinas suspendidas sobre el mar. Aquí conviven (¿o deberíamos decir coexisten?) un turismo VIP atraído por unos paisajes de ensueño y aquella Grecia de Syriza que, por motivos más que evidentes, no se sentía parte de esa Europa que venden las instituciones. Una isla de contrastes, blanca y azul, que esconde numerosos secretos en sus callejuelas blancas y otros tantos en esos pueblos alejados del turismo que nos permiten acercarnos a esa Grecia también fascinante que no sale en las guías.

Ver la puesta de sol en Oia. Algunos lugareños nos dirán que está sobrevalorada, y que el sol se pone igual de bien en otros puntos de Santorini, pero lo cierto es que este espectáculo natural es una maravilla de la naturaleza, probablemente una de las mejores puestas de sol del mundo (con permiso de Fisterra).

viajar a santorini

Una cena griega en Tranquilo. Este chiringuito de la localidad de Perissa (enclave turístico de precios algo más ajustados, menos bonito que Oia o Fira pero mucho más auténtico) ofrece una buena cocina griega ecológica y de temporada. Será un alivio huir de los precios para turistas, escuchar reggae y socializar con la clientela.

Santorini

Una excursión al volcán. En Fira, la capital bordeada de acantilados, la tradición manda bajar en burro por la montaña hasta el mar, y de allí tomar un ferry al volcán que se encuentra en medio del mar, donde alguien dijo algún día que se hallaba la Atlántida. La tradición manda también bajar en burro, algo que no nos queda más remedio que  recomendar encarecidamente no hacer.

10 cosas santorini

Caminar de Fira a Oia. Desplazarse de sur a norte, de una ciudad costera a la otra, es una actividad obligatoria. Belleza en estado puro, con las hermosas casas blancas a la derecha y el Mediterráneo, espléndido, a la izquierda. Diez kilómetros inolvidables que permanecerán en nuestro recuerdo durante toda la vida.

Santorini

Brindar con Assyrtico. La variedad de uva local da lugar a vinos muy distinguidos. En Santorini hay numerosos wine bars, lo que nos da una idea de la arraigada cultura vinícola de la isla. Una actividad muy interesante es, de hecho, acercarse al Museo del Vino.

viajar santorini

Un chapuzón en la Playa Roja. Sí, sí, roja de verdad. Un fenómeno de la naturaleza en una de las playas más bonitas de Europa.

Una cena en Sphinx. Este restaurante-vinatería especializado en tapas de autor se encuentra en una bonita callejuela de Oia. Su hermosa terraza de cuento se convierte en el escenario ideal para una cena íntima, convenientemente regada con una de las joyas que esconde su bodega, con centenares de referencias de vinos griegos, europeos e internacionales.

Visitar la playa Baxedes. A escasos 3 km de Oia, esta playa rodeada de sorprendentes montañas rocosas es un reducto de tranquilidad y buenas vibraciones.

santorini

Comer con vistas en Mylos. Son numerosos los restaurantes con vistas al mar que encontramos en Santorini, con preciosas terrazas ubicadas prácticamente sobre el mar y unas vistas impresionantes. Uno de ellos, que destaca a su vez por una interesante cocina griega de autor, es este Mylos que derrocha glamour y es uno de los hotspots de Fira.

santorini

Hablar, hablar y hablar. Olvidemos esos viajes en los que nos dedicamos a estar con los nuestros sin relacionarnos con nadie. Grecia es un país de contrastes, sumamente interesante, y los griegos en líneas generales son afables y habladores. Ellos responderán encantados a nuestras preguntas y nos permitirán hacernos una idea sobre cómo vive y siente uno de los países más fascinantes de Europa.

10 cosas santorini

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Come, bebe, habla, viaja y escribe todo cuanto puede, y está claro que se lo pasa en grande. ¿Dónde? En Cocinatis, Gastronomistas, Time Out, The Shaker & The Jigger, Woman, Myvuelingcity… y más.