Hay destinos que nunca fallan (Baleares, el Caribe…) y otros que se van poniendo de moda (Islandia o Japón) y luego están esos destinos vacacionales ‘underground’ a los que nunca vamos porque ni siquiera se nos pasa por la cabeza. Si ya hemos estado en Vietnam y Tailandia, Nueva York es nuestra segunda casa y conocemos al dedillo las Canarias, tal vez es el momento de visitar otros lugares del mundo, algunos remotos y otros a dos pasos de casa, que guardan numerosas sorpresas.

Belgrado. La capital serbia no es solo la ciudad más grande y poblada de la antigua Yugoslavia, sino un lugar rematadamente hipster que nos recuerda a aquel Berlín de hace unos años, antes de convertirse en una ciudad empalagosamente monísima. Belgrado tiene algo de la majestuosidad de Praga o Budapest y ese punto tosco de los grandes edificios soviéticos estilo Berlín Este. Tiene la efervescencia cultural de Londres una vida artística arrolladora y una alegría contagiosa. Belgrado es puro carisma y es el lugar ideal para una escapada de unos días si el presupuesto o las ganas no nos permiten una escapada a ultramar.

Viajar

Sumatra. Es la sexta isla más grande del mundo y la mayor de Indonesia, tiene un nombre molón y un patrimonio natural sin parangón en el mundo. Sumatra es ese rincón de Asia al que llegan pocos viajeros, un lugar de cuento en el que nadar en lagos prácticamente desiertos de aguas cristalinas, subir a volcanes, caminar por selvas paradisíacas y visitar islas que hasta el momento solo habitaban en nuestra imaginación. Sumatra es otro mundo y merece la pena recorrerlo con una mochila al hombro y la mente bien abierta para aprender todo lo que sus gentes tienen que enseñarnos.

Viajar

Malta. Cuando la cosa va de islas mediterráneas, España, Italia y Grecia se llevan la palma. Y es que es difícil resistirse al encanto de Santorini, el glamour de Ibiza o el patrimonio histórico de Sicilia, aunque eso signifique que vayamos a perdernos los encantos de una isla única e inclasificable, un lugar de espíritu indudablemente mediterráneo, a caballo entre la Europa occidental y el vecino Túnez. Malta es una isla prácticamente desierta con hermosas playas interminables, una gastronomía exquisita y un patrimonio artístico y cultural maravilloso. Ideal para visitar en familia, los más pequeños van a pasárselo en grande en su Playmobil Fun Park. Además, el clima siempre acompaña y es raro que encontremos masificaciones.

Destinos

Madagascar. Esta isla africana es un paraíso prácticamente virgen que nos va a permitir conocer ese continente legendario y cautivador que ha conquistado a tantos viajeros a lo largo de la Historia. Madagascar es un despliegue constante de paisajes cautivadores, playas increíbles, una fauna y una flora insólitas (el reino del baobab y los lemures), con grandes y caóticas urbes que contrastan con paisajes naturales de ensueño.

Viajar

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Come, bebe, habla, viaja y escribe todo cuanto puede, y está claro que se lo pasa en grande. ¿Dónde? En Cocinatis, Gastronomistas, Time Out, The Shaker & The Jigger, Woman, Myvuelingcity… y más.