Más vale tarde que nunca. Ahora que las películas basadas en cómics están tan en auge, no entendemos por qué han tardado tanto en darle el protagonismo que se merecía a Wonder Woman. La guerrera y princesa de las Amazonas Diana, sale de su paradisíaca isla no solo para combatir en la Primera Guerra Mundial sino para reclamar su puesto como primer personaje feminista de la cultura popular. Y lo hace a lo grande: su filme llega a nuestras pantallas el 23 de junio, después de reventar la taquilla en Estados Unidos.

Ya dijeron las lenguas más mordaces que el personaje de Wonder Woman fue lo único que valió la pena de la película Batman vs Superman: El amanecer de la justicia (2016). Allí conocimos a la superheroína tal y como ahora nos llega en solitario, interpretada por la actriz y modelo israelí Gal Gadot. Creada en 1941 por William Moulton Marston, un hombre que creía en la igualdad de géneros, el tebeo de DC Comics fue llevado a la televisión entre 1975 y 1979, en una serie protagonizada por Lynda Carter.

 

Película

 

Lo mejor de todo en su vuelta es que lo hace de la mano de una mujer: la cineasta Patty Jenkins, quien no se ha amilanado a la hora de entrar en un universo que, hasta hace poco, se creía tan masculino. Su película ha recibido buenas críticas y ya se habla de secuela. Gracias al estreno de la película, muchos otros están reivindicando la figura de la Mujer Maravilla: el ensayo Wonder Woman. El feminismo como superpoder, de la periodista Elisa McCausland (Errata Naturae), Jean Paul Gaultier en una edición especial de su Classique Eau Fraîche y marcas de moda como Women’Secret.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Le gustan más las tendencias que a Kate Moss.