Completamente subyugados por las pantallas de nuestros móviles, parece que hemos perdido la capacidad de hablar y mirarnos a los ojos (excepto si es vía Skype o Facetime). Pero, ojo, conversar nunca ha estado tan de moda. Y aquí va el por qué: aquí y allá florecen muchas iniciativas que invitan a tomarse el tiempo de redescubrir el placer de conversar “de verdad”.

En Nueva York y Londres, por ejemplo, se han instalado sofás en espacios públicos que invitan a dejarse llevar por esta experiencia. El hecho de conversar incluso tiene su propio festival en París (próxima edición, la quinta, el 6 de abril) y numerosos bares invitan a dejar de lado los dispositivos móviles para disfrutar de la compañía.

Y si os preguntáis cómo mejorar esta habilidad más allá de leer todos los libros que han salido recientemente sobre este tema, aquí van unos consejos:

  • Todo empieza motivándose a salir de su zona de confort y atreverse a preguntar a los demás: ¿Qué tal? ¿Qué hay de nuevo? ¿Cómo te encuentras hoy?… y sobre todo: ¡escuchad la respuesta!
  • Si quieres aprender las virtudes y el arte de conversar, no te puedes perder una de las conferencias más vistas en TEDx (más de 15 millones de visualizaciones en el mundo): realizada por Julian Treasure, se titula ‘Cómo hablar para que la gente te escuche’. En la misma línea también está ‘5 maneras de escuchar mejor’. Toda una declaración de intenciones, ¿verdad?
  • Apuntarse al ya famoso curso de la School of Life de París que se titula Cómo tener las mejores conversaciones.
  • Recurre a motivadores de conversación. En la cafetería Birch Coffee de Nueva York se invita a los clientes a disponer sobre la mesa una pequeña tarjeta suministrada por la casa con sugerentes frases como: “Cuéntame qué libro te cambió la vida” o “¿Quieres saber cuál es mi canción favorita?”. Ideal para entablar conversaciones…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.