Las Islas Baleares pueden ser una gran escapada ahora que estamos en plena temporada de verano. Lugares históricos, calas espectaculares con aguas turquesas, gastronomía ibérica, pueblos con encanto, cuevas bajo el mar y clases de buceo son algunos de los planes que puedes hacer. Un destino ideal -tanto para viajar con los amigos o la familia- donde realizar de todo tipo de actividades y descubrir este paraíso cercano. ¡Disfrútalo!

Las playas:

Las Islas Baleares son famosas por sus playas de arena blanca y agua cristalina, ideales para bañarse, practicar deportes acuáticos como el snorkel, o simplemente relajarse tomando el sol o leyendo un libro. Las islas tienen casi 300 playas de las que poder disfrutar.

En Mallorca se recomienda visitar las playas Sa Ràpita, Ses Covetes o Es Trenc, rodeadas por dunas y frondosos bosques, un paisaje diferente que vale la pena ver y disfrutar. En Ibiza, destaca la playa d’en Bossa, una de las más extensas de todo el archipiélago; Ses Salines, situada en el centro del parque Natural; y Cala Conta, considerada una de las mejores playas del mundo. En Formentera algunas de las playas más afamadas son Cala Saona o Les Platgetes des Caló. En Menorca es necesario visitar la Cala Pregonda en el norte y la Cala Escorxada en el sur de la isla.

Navegar por el Mediterráneo:

Ibiza, Formentera, Mallorca, y Menorca son los destinos más codiciados por los navegantes, ya que a través de sus aguas se puede disfrutar de grandes acantilados y de calas remotas, a las que solo se puede acceder por mar.  Además, estas islas cuentan con puertos históricos como Palma y Alcúdia en Mallorca; Maó y Ciutadella en Menorca; Ibiza y Sant Antoni en Ibiza; y La Savina en Formentera. Las travesías en barco son una manera increíble para conocer las distintas islas y sus lugares más icónicos y desconocidos.

Patrimonio cultural:

La catedral de Mallorca, construida entre los siglos XlV y XVl, es una joya de la arquitectura gótica mallorquina. Es el monumento más emblemático de la isla y es necesario hacerle una visita.

Dalt Vila en Ibiza es la parte alta del núcleo histórico de Ibiza, situada dentro del recinto enmurallado del siglo XVl. Se puede pasear por la muralla que protegía la ciudad años atrás y poder disfrutar de las vistas.

Gastronomía de la Islas Baleares:

Las islas no solo son ricas en paisajes sino también en gastronomía, que en muchos casos se ha mantenido intacta a través del tiempo.

La ensaimada de Mallorca forma parte de la tradición culinaria de las Islas Baleares desde hace siglos. Hay registros de la ciudad que indican que ya en el siglo XVll se preparaban como parte esencial para fiestas y celebraciones. Se trata de un dulce icónico que está elaborado con harina, agua, huevos, azúcar, masa madre y manteca de cerdo. Su principal elemento diferenciador es que puede estar rellena que casi cualquier ingrediente, ya sea dulce -como la crema o el cabello de ángel- o salado -como la sobrasada-.

Precisamente, la sobrasada es el embutido emblemático de la zona. Su origen se sitúa en Sicilia pero, gracias al comercio marítimo, este embutido crudo realizado con cerdo, pimienta negra y pimentón, llegó a las Islas Baleares en el siglo XVI, donde se popularizó su consumo, especialmente en Mallorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.