La ilusión de planificar un viaje para escapar de la rutina es casi imposible de comparar. Pero cuando se acerca el día de viajar se presenta un obstáculo que amenaza con convertir la alegría del viaje en estrés: hacer la maleta.

¡No te agobies!, que por fortuna hay una lista de sencillos pasos que puedes seguir para que el momento de preparar lo que necesitarás en el viaje sea sencillo, rápido y hasta agradable, así que saca un boli y apúntate estos tips que harán temblar a la mismísima Marie Kondo.>

> Primero que nada, debes tener en cuenta el destino y la duración del viaje. No es lo mismo realizar una escapada exprés con amigas a un sitio turístico que una aventura en pareja a un lugar de playa o hacer un viaje de trabajo.

> El medio de transporte es otro factor que debes tener presente, porque determinará la cantidad de maletas que podrás llevar y su peso. Es diferente viajar en coche, tren o avión. Sobre todo en este último, ya que cada compañía aérea tiene su propia normativa de equipaje.

> Si vas a alojarte en hotel, primero échale un vistazo a su web para evitar llevarte cosas innecesarias. Por ejemplo, el hotel Barceló Hamilton Menorca pone a disposición de sus huéspedes un set completo de belleza, por lo que si viajaras allí no tendrías que preocuparte por llevar un gran neceser.

> Antes de empezar a hacer la maleta, haz una lista de lo que te hará falta en el viaje para no olvidar nada. Tener claro lo que se quiere llevar, es una de las claves para culminar con éxito estar ardua tarea. Recuerda revisar tu lista tanto al principio de la ‘operación maleta’ como al final.

> A golpe de básicos, prendas tan versátiles como unos vaqueros o una camiseta blanca pueden salvar el estilismo en cualquier momento. Para ahorrar espacio y estar preparado para cualquier evento, intenta llevar prendas cómodas con las que puedas crear un look tanto para el día como para la noche.

> Evita el exceso de complementos. Es difícil elegir un solo par de zapatos o unas gafas de sol que combinen con todo, pero no es imposible. Colores como el negro, marrón o crema se convertirán en tus mejores aliados.

> Intenta no caer en el error del‘por si acaso’. Cargar la maleta de cosas innecesarias que al final no terminan utilizándose es una gran tentación, pero si te aseguras de llevar únicamente lo que te haga falta verás que lograrás tener hecha la maleta en poco tiempo y el viaje será mucho más ligero.

> Antes de guardar tu ropa en la maleta, ten en cuenta cuál es la mejor manera de cuidar cada prenda, así durante el viaje ahorrarás mucho tiempo ya que no tendrás que dedicarte ni un minuto a quitar arrugas. La ropa de lana o de algodón se puede enrollar para ocupar menos espacio, mientras que las prendas de seda o cashmere deben ir dobladas con mucho cuidado y sobre el resto de la ropa, así evitas que se le hagan marcas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.