Comprar vino en tiendas especializadas puede parecer algo para pocos adeptos al mundillo. Sin embargo, las ventajas son muchas y los inconvenientes pocos. Contrariamente a lo que se cree, comprar vino en tiendas especializadas no tiene por qué coincidir con un gasto excesivo: hay muchos buenos vinos por precios asequibles y el personal de la tienda podrá aconsejarnos los mejores según la ocasión. En este tipo de tienda el personal suele prestar atención a cada una de las botellas vendidas, y será capaz de aconsejarnos con pasión.

Según Jancis Robinson, la autora del libro Experto en vino en 24 horas, una tienda de vinos es como una librería de barrio. A la que encontremos nuestra tienda de confianza, los profesionales del vino que trabajan en ella podrán asesorarnos. Explicarle qué tipo de vino nos gusta y pedirle que nos aconseje algo mejor, más barato o más atrevido es la mejor forma de conocer nuevos vinos sin llevarse (o disminuyendo sensiblemente el riesgo de) chascos.

En su libro, Jancis Robinson explica también cuales son las propuestas alternativas a algunos vinos conocidos: más baratas o más interesantes. Su lista es la siguiente:

  • El Prosecco se puede sustituir con un Crémant du Jura o un Crémant de Limoux
  • En vez del Champán, una buena alternativa y seguramente más barata puede ser un vino espumoso inglés
  • Elegir un Champán de un pequeño productor en vez de un Champán de renombre puede reservarnos sorpresas inesperada.
  • Un Grüner vetliner de Austria sustituye el Pinot Grigio
  • ¿Por qué no atreverse con un Sauvignon blanc de Chile en vez del más conocido Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda?
  • El Puligny-Montrachet encuentra en el Chablis premier cru una alternativa bastante parecida
  • ¿Te gusta el Mâcon blanco, Pouilly-Fuissé? Prueba el Blanco del Jura
  • Un Godevo de Galicia puede ser la alternativa a un Borgoña blanco
  • ¿Meursault? Prueba un Jerez fino
  • Beaujolais: mejor unos Nuevos tintos de Maule e Itata, en el sur de Chile
  • En vez del Malbec de Argentina prueba un Côtes-du-Rhône tinto
  • Para cambiar un poco, en vez de un Rioja elige una Garnacha de España, Calatayud, Campo de Borja
  • Si el Châteauneuf-du-Pape suele gustarte, atrévete con vinos de una sola propiedad de Languedoc-Rosellón
  • Lo sabemos, el Burdeos tinto elegante nunca decepciona. Pero un Douro tinto te sorprenderá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.