La movilidad urbana ya no es lo que era. Eso de moto, coche, bus, metro, tranvía y taxi se ha acabado. Ahora hay que incorporar otros medios de transporte personal como segways y monociclos, que han llegado a nuestras calles para quedarse. Lo próximo serán monopatines voladores. Sí, voladores.

Segway

Lo has visto en manos de la policía y de los turistas que siguen a su guía. Pero también a algún que otro ciudadano con pocas ganas de andar y muchas de marcar tendencia. Es el Segway, que tanto se vende en la versión clásica (con un largo manillar que nace de la plataforma donde reposan los pies) como en otra de formato más pequeño (solo la plataforma y las ruedas). Un giroscopio hace fácil lo difícil: que con simples movimientos del cuerpo pueda girar, acelerar y frenar con una naturalidad asombrosa. Hay abuelos que lo manejan sin problemas.

segwa

Monociclos

Es como un segway, pero con una sola rueda. Los pies se colocan a cada lado de la rueda, que se mueve con una batería eléctrica. Al ser más económico, ligero y manejable que el segway, se ven más por las calles. Puede alcanzar 20 kilómetros por hora con una autonomía de 10 kilómetros, así que si eres de los que siempre van con prisa puedes estar tranquilo.

monociclo

Hoverboard

El hoverboard es un monopatín eléctrico que viene a ser una evolución del segway, pues cuenta con una rueda a cada lado, aunque también los hay con una sola rueda central capaces de deslizarse por cualquier superficie y alcanzar velocidades de hasta 25 kilómetros por hora con una autonomía de casi 20 kilómetros. Algunos incluso incorporan luces LED de colores para destacar en la oscuridad y, atención, altavoces con función bluetooth para escuchar música mientras ruedas.

hoverboard

Walkcar

Walkcar llegará a finales del 2017 después de cuatro años de desarrollo. Funciona como el segway, es decir, te mueves en un sentido u otro y te obedece girando, parando o acelerando. A su favor tiene su forma y tamaño: rectangular, plano, como un ordenador portátil, y además con solo 2,8 kilos de peso, lo que permite guardarlo en la mochila cuando has llegado a tu destino. Alacnza 16 kilómetros por hora y tiene una autonomía de una hora.

Walkcar

Flyboard Air, lo que viene

Si lo de Marty McFly (el monopatín volador de regreso al futuro) aún te parece una marcianada, te has quedado anticuado. El Flyboard Air, inventado por el inventor del flyboard acuático, Franky Zapata, te permite volar gracias a un motor a reacción y dirigible con un joystick. Está en fase prototipo, pero prometen que podrá ir a 150 km/h, ascender a 3.000 metros y mantener vuelos de 10 minutos. ¡Vértigo!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Si le preguntan por su profesión, responderá: "Periodista". Si le preguntan por su vida personal, repetirá: "Periodista". Vivir la vida y contarla. No hay nada que le guste más, sea desde El Periódico de Catalunya, donde es el responsable de las secciones Gente y Gourmet's, o desde www.gastronomistas.com.