Madrid ya tiene su primer bistró porcino: La Porcinería, en el barrio de Salamanca. Un local con un toque ‘punk’ que llega para reivindicar un producto muy nuestro, el cerdo, desde una perspectiva fresca y divertida, y con precios muy comedidos. Desde “el morro hasta el rabo”, el puerco es el absoluto protagonista de este nuevo bistró que nace con un claro objetivo: divertir y hacer disfrutar a través de una carta de platos sencillos para compartir que invitan a descubrir con mucho cariño los encantos de este animal -del que, dicen las abuelas, “se comen hasta los andares”- más allá de ‘hits’ de la gastronomía española como el jamón ibérico o la morcilla.

Así, podréis probar, entre otras especialidades, los embutidos, la carrillera confitada en su jugo con salsa de chocolate y puré de patata, la hamburguesa de cabezada de cerdo picada a cuchillo con semilla de hinojo y queso provolone, o el lagarto ibérico Joselito marinado con puré de yuca y esencia de trufa blanca procedente de Italia… Más ligeras son las alcachofas de Navarra con panceta de cerdo y foie, o el huevo poché con espuma de patata, papada ibérica y guisantes.

El acento internacional lo bordan con el bombón de cerdo al estilo thai con salsa kimchi y alga wakame (un bollito de pan al vapor totalmente artesano y relleno de cabezada de cerdo que ya se ha convertido en uno de los hits de La Porcinería). Aquí incluso la carta de postres tiene un guiño porcino en forma de trampantojo, con un salami de chocolate con helado original y divertido.

Pero ojo, si el cerdo es el ingrediente clave, no es el único de este establecimiento. También hay muchos vegetales y una sección específica ‘libre de cerdo’, perfectos para hacer una “pausa porcina”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El local se divide en dos zonas. A pie de calle, la ‘porcinería’ propiamente dicha, un espacio de barra abierta concebido al estilo de las charcuterías de siempre; desde esta zona, en la que hay mesas y banquetas altas perfectas para tapear, se puede ver el trajín diario de los ‘porcineros’, cortando los embutidos en directo y rematando los platos que salen desde la cocina. La planta baja es la zona reservada al bistró, una original cava de ambiente íntimo y acogedor ideal para una cena tranquila. En el interiorismo predominan los tonos blancos y los azulejos metro -guiño a las charcuterías tradicionales-, todo salpicado con toques divertidos, como bustos porcinos o el neón rosa que recoge el eslogan del local: “Margaritas a los cerdos”.

Horario: abierto todos los días de la semana; lunes, de 20h a 23:30h, y de martes a sábado de 13h a 15:30h y de 20h a 23:30h.

Precio medio: Tapeo 2 €. A la carta 40 € (con cóctel)

La Porcinería

C/ Lagasca, 103 – Madrid

Tel.: 91 033 38 74

www.laporcineria.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.