Estas dos calles de Madrid y Barcelona son epicentro gastronómico por su alta concentración de bares y restaurantes recomendables y por su ambiente vibrante. Dónde comer si quieres estar a la última.

Jorge Juan, en Madrid

La calle Ponzano cede protagonismo a la calle Jorge Juan, en el barrio de Salamanca, especialmente tras la apertura de Amazónico, el nuevo restaurante de Sandro Silva y Marta Seco. La pareja ya lo peta con sus restaurantes El Paraguas y Ultramarinos Quintín, en la misma calle, y ahora no da abasto con las reservas a este nuevo local con platos y cócteles multiculturales, preciosa y exuberante decoración y un club de jazz.

En plena milla de oro y codeándose con las mejores boutiques de moda, Amazónico comparte éxito con restaurantes de moda como La Bien Aparecida -de cocina cántabra-, el japonés 47 Ronin o el estrella Michelin Álbora, y otros clásicos como Alkalde o La Colonial de Goya. 

Pero uno de los rincones más encantadores de la zona está en el callejón de Puigcerdà, con La Máquina de Jorge Juan, Cinco Jotas, Babelia, No Restaurant y la Taberna Los Gallos, con un ático acristalado “de quita y pon”.

madrid foodie

 

Parlament, en Barcelona

Esta calle es la reina en la zona más hipster de Barcelona: Sant Antoni. Concentra un buen número de direcciones gastro, desde los pioneros Federal Café, que con su horario non stop, su decoración nórdica, su carta europea y su brunch marcó un hito en Barcelona; Calders, un imprescindible del vermut; Tarannà, con interiorismo cuidado y ausencia de barra; o la pastelería Zuckerhaus, con fabulosas tartas caseras.

A ellos se han unido muchos locales que buscan marcar tendencia: Juice House y su comida healthy y amor por los smoothies; La Donutería y sus donuts artesanos y frescos; Crum y su amor por las recetas con patata; Barna Brew y su cerveza artesana o Entre latas y su especialidad en conservas. Entre los restaurantes de moda: Agust, un gastrobar con carta internacional y cócteles de autor; La Xalada, con una ecléctica carta de tapas y platos; el novísimo La sucursal aceitera; Lando, con recetas europeas de temporada y semi-escondido en el pasaje Calders, el mismo callejón que acoge al animado restaurante y coctelería El Mama y La papa, con platos del mundo y actuaciones variadas.

 

calles más foodie de españa

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Le gustan más las tendencias que a Kate Moss.