La pasión por la carne, en general, y por la hamburguesa, en particular, no decae. Todo lo contrario. Lo que parecía en un principio una tendencia gastronómica más ya se ha convertido en una propuesta culinaria asentada y consolidada, demostrando que hincar el diente a una buena pieza de carne en un local con ‘caché’ es un placer gourmet que muchos sibaritas comparten.

Local

En este sentido, el placer carnal ya tiene nueva meca. En pleno centro de Barcelona (C/ Valencia, 273) se ha instalado el hermano pequeño del restaurante Santa Burg del barrio de Sants (C/ Vallespir, 51). Este local homónimo cuenta con una carta en la que la vaca sigue siendo el animal sagrado y cuya estrella es la hamburguesa de carne ‘dry aged’ (un tipo de maduración en seco) que el chef Alain Guiard sublima para carnívoros.

Entre otras propuestas, echad un ojo (o un mordisco) a la Santa Deluxe (con carne de buey ‘dry aged’, foie y manzana caramelizada) y la Santa Chinatown (con hamburguesa de butifarra, col china, mayonesa de albahaca y salsa agridulce). Hay muchas más variantes que valen una visita a la nueva Santa Burg. Los más imaginativos podrán también montarse su propia creación con cinco panes diferentes, seis tipos de carne (cuatro de hamburguesa, una de frankfurt y otra de chistorra) y más de 15 complementos y condimentos como huevo, provolone crujiente, salsa barbacoa y bernaise (¡una maravilla!).

Pero ahora hay más. Aquí se puede degustar todo tipo de propuestas cárnicas de cuchillo y tenedor, elaboradas mediante cocciones más variadas: plancha, Josper… Ojo con el steak tartar de buey, el tendón light, las costillas de cerdo duroc y el lobster roll, entre otros platos. Todas estas recetas se pueden disfrutar con la buena compañía de cócteles de autor, vinos de todas las nacionalidades y una carta de pequeños snacks.

Sata Burg

Steak tartar.

Los amantes de la buena carne se rendirán a este local a medio camino entre la hamburguesería cosmopolita, el bistrot encubierto y el steakhouse delux, cuyo lema es “La carne es débil”. Y nosotros, un poco canallas y muy elegantes, ante la Santa Burg, también.

Santa Burg

Calle Valencia, 273. Barcelona

www.santaburg.com

 

1 Comentario en "Bendita sea la carne en la nueva Santa Burg"

  1. Local con encanto y tranquilo. Y como siempre una muy buena comida. El servicio excelente, muy bien recomendados y atentados. Fuimos un grupo y estuvimos muy superior bien. Repetiremos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.