Hay quien es de mesa y hay quien es de barra. O las odias o las amas, no hay término medio. Personalmente, donde haya una buena barra que me quiten hasta el taburete. Yo soy de las que siente adicción por esa perspectiva, y más si al alzar la vista me topo con una pizarra donde se listan vinos por copas con nombre propio. Si te pasa como a mí, esto te puede interesar…

Ciro: entre encurtidos caseros y pequeños productores

Nuevo vecino en la zona de Almagro, esta taberna en clave contemporánea te encantará si eres amante de los encurtidos caseros y las verduras navarras. También si lo eres de la ensaladilla, pues es una de las mejores que podrás probar en Madrid. Y es que en Ciro la posibilidad de probar y compartir es uno de los grandes reclamos, ya que la mayoría de los platos se sirven en tapa, media o ración entera, incluso por unidades. Embutidos de elaboración familiar, pescados del día, albóndigas o cortes nobles de cerdo de la Dehesa de Extremadura. La propuesta de vinos pone el ojo especialmente en producciones limitadas y proyectos pequeños, y rota para no caer en el aburrimiento, con opciones por copas, por supuesto. Fernando el Santo, 4.

Barras Madrid

De Vinos: taberna de espíritu malasañero

La zona de Conde Duque empezó a despertar hace un tiempo y eso trajo consigo grandes historias, aperturas y lugares; además de una bocanada de aire fresco para aquellos que buscaban escapar de Malasaña sin tener que renunciar a su espíritu más primario. Y allí, en la extensión de la calle Palma al otro lado de San Bernardo, está De Vinos, una antigua tienda de ultramarinos reconvertida en taberna-vinoteca. Un escenario de otro tiempo donde se palpa el amor al vino y las ganas de divulgar su maravillosa cultura. Encontrarás referencias poco evidentes, vinos de zonas que merecen la pena ser descubiertas y un picoteo a base de quesos, escabeches o embutidos. La Palma, 76.

Bar vino Madrid

Entrevinos: no sabrás qué pedir

Tras disfrutar de un bonito atardecer desde el Templo de Debod, una de las mejores cosas que puedes hacer es pasarte por este local a disfrutar de una buena copa de vino y brindar por la vida. Abrió sus puertas en 1996 en lo que fuera una carnicería y desde entonces se colocó entre lo mejor de Madrid en materia de vinos. Una nutrida bodega que se acompaña de embutidos y chacinas, setas en temporada o quesos artesanos. Cuentan con una veintena de vinos por copas que rotan constantemente donde no faltan las referencias internacionales. Ferraz, 36.

barras vinos

Posada del León de Oro: parada en La Latina

Una enotaberna ubicada en la latinera Cava Baja de esas que a golpe de tiza entusiasma a cualquiera que vaya en busca de una copa de vino y unas tapas. Riojas y Riberas, pero también tintos de Toro, Jumilla o Madrid; blancos elaborados con Airen o Parellada y hasta espumosos. El apartado de cocina se mueve en terreno clásico, con embutidos, tostas, variedad de croquetas o huevos de corral. Posada del León de Oro (Cava Baja, 12) es una parada interesante si tu plan es ir de vinos por La Latina, cuya ruta debería pasar por otros como Casa Lucas (Cava Baja, 30), Taberna Errante (Carrera San Francisco, 8) o Almacén de vinos Casa Gerardo (Calatrava, 21).

barras vinos madrid

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Descubrir vinos más allá de lo establecido es una de sus grandes pasiones, como lo es el queso en general y el francés en particular. Reparte letras en varios proyectos digitales vinculados con gastronomía, bienestar y estilo de vida.