¿Qué son los baños de bosque? ¿En qué nos benefician? La rutina cada vez más acelerada a la que nos sometemos voluntaria o involuntariamente, nos llevan a perder de vista la belleza de algunas cosas tan simples pero al mismo tiempo enriquecedoras como un paseo por el bosque.

Lejos de ser una simple caminata, los baños de bosque son una verdadera inmersión sensorial y anímica. Se pueden realizar a solas o en grupo y hay profesionales que se dedican a organizarlos y a ejercer como guías en este proceso parecido a la meditación. Se camina en silencio, se utilizan todos los sentidos para sumergirse en la realidad del bosque. Sin palabras, todo lo que nos rodea se amplifica: los sonidos son más fuertes, los colores más claros, la textura y el olor de las hojas más intensa. Y mientras avanzamos en el bosque, hacemos las paces con nosotros mismos, reencontrándonos.

La guía ilustrada sobre los baños del bosque

Para comprender los baños de bosque y aprender a aprovecharlos, la terapeuta forestal Melanie Choukas-Bradley ha publicado una guía ilustrada: “Disfruta de un baño de bosque. Cómo despejar la mente y tus sentidos”.

En ella, Choukas-Bradley explica qué son los baños de bosque y todos los beneficios que aporta esta relajante y reconfortante práctica japonesa, también conocida como shinrin-yoku. Las ilustraciones del libro son de Lieke van der Vorst y nos ayudan a comprender los conceptos de karoshi, que en japonés significa muerte por exceso de trabajo, y también del que designa a su codiciado antídoto: el shinrin-yoku o baño de bosque.

Según la autora, en el momento en que percibes afán por seguir manteniendo el ritmo cotidiano, o si tienes la sensación de que tu rutina te está ahogando, bloqueando tu mente y atrofiando tu creatividad, es sin duda el momento de darse un baño forestal. Y con su texto nos desvela cómo hacerlo en cada estación del año y en función de tus necesidades. Con sencillos métodos y consejos, aprenderás a disfrutar en calma de la naturaleza con un paseo por el bosque, el parque, la playa o la montaña, liberando de nuevo tu espíritu creativo.

“Solo salí para dar un paseo, pero acabé paseando hasta el atardecer, porque al salir me di cuenta de que, en realidad, entraba”
John Muir, citado en el libro Disfruta de un baño de bosque

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.