Las Tierras del Ebro tienen grandes y variados puntos de interés turístico. Destaca especialmente el Parc Natural del Delta de l’Ebre, la zona húmeda más grandes de Catalunya, con más de 7.700 hectáreas de arrozales, habitados por más de 800 especies diferentes de flora y 343 especies de fauna, sobre todo, aves.

Más allá de este indudable polo de atracción, la zona del Ebro tiene muchas otras zonas que no puedes dejar de visitar. El rico patrimonio cultural de las Tierras del Ebro, harán las delicias de los amantes de la historia, que podrán visitar desde castillos árabes, hasta edificios modernistas, pasando por un moderno puente suspendido sobre el río Ebro.

Naturaleza y patrimonio; estos son 5 rincones imprescindibles que no puedes perderte en el Ebro.

Punta del Fangar y la playa de la Marquesa

El fangar

De todas las playas del Parc Natural del Delta de l’Ebre, la de La Marquesa es una de las más mágicas, culminando con el imponente Faro del Fangar, un paraje de gran belleza. Situada en la península de El Fangar, tiene quilómetros de sorra prácticamente virgen. Las dunas de La Marquesa son unas de las mejor conservadas del Delta. La arena dorada y las aguas cristalinas la convierten en una parada obligada para los visitantes.

Punta de la Banya y Playa del Trabucador

Platja del Trabucado

Esta playa salvaje, en la que conviven flamencos y gaviotas, es uno de los lugares más especiales del Delta. En verano se abre la valla del Trabucador, una barrera de arena de más de 5 km y entre 100 i 200 metros de ancho, para acceder a la pequeña península de la Punta de la Banya, una zona increíble en la que tanto si miras a la derecha como a la izquierda ves agua. Si eres un amante de la naturaleza, no puede dejar de visitar esta zona.

Castillo de Miravet

Castell de Miravet

En la parte alta del núcleo antiguo de Miravet se erige una impresionante fortaleza de origen árabe. Construido por los musulmanes en el siglo IX, el Castillo fue uno de los últimos reductos islámicos de Catalunya. En 1153 fue ocupado por Ramon Berenguer IV, quien lo donó a la orden de los Templarios. En este periodo el castillo fue ampliado, dándole la imagen que, a grandes rasgos ha llegado hasta nuestros días. La fortaleza tiene diferentes recintos en los que destaca el patio de arma y la capilla románica. Des del Castillo se puede observar una bonita panorámica del meandro que el río Ebro dibuja a su paso por Miravet.

Bodega Cooperativa de Pinell del Brai

Catedral del vi_Pinell de Brai

Esta joya arquitectónica de estilo modernista es una de las consideradas “catedral del vino” de Catalunya. La obra fue realizada por César Martinell, discípulo de Antoni Gaudí, entre 1918 y 1922, por encargo del Sindicato Agrícola Cooperativo de Pinell de Brai. Este edificio sorprende a los visitantes que se adentran en él para conocer el proceso de elaboración del vino. Esta magnífica construcción es una de las manifestaciones arquitectónicas de lo que fue el cooperativismo agrario en Catalunya des de finales del siglo XIX, que nos dejaron un gran legado cultural y cultural. La cooperativa de Pinell de Brai fue declarada bien cultural de interés nacional con la categoría de Monumento Histórico en 2002.

Puente “Lo Passador”

Pont Lo Passador

El puente que une las poblaciones de Deltebre y Sant Jaume de Enveja -conocido en el territorio como “Lo Passador”- es uno de los puntos con un look más cosmopolita de todo el Delta. Obra de los ingenieros Diego Cobo y Jiri Strasky, esta estructura metálica de 250 metros de longitud y 19,3 metros de ancho, fue inaugurado en 2010 como alternativa al paso de barca con transbordador. Esta construcción suspendida encima del río Ebro, rompe con el skyline de la zona, convirtiéndose en una zona de paseo con unas vistas increíbles del río y su entrono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.