Los hoteles son para hospedarse, sí. Pero desde hace unos años, cada vez son más los establecimientos que acogen espacios gastronómicos de gran nivel. Y los hay para todos los gustos. Apuntad estas direcciones, allí comeréis y beberéis de lujo.

Alta cocina informal, Hotel Iberostar Las Letras (Madrid)

Lujo y vanguardia en el Hotel Iberostar Las Letras Gran Vía de Madrid, que acoge el restaurante de Paco Morales, Al Trapo: combina alta cocina con informalidad. La originalidad de este local es la carta, estructurada por ‘sensaciones’, a partir de la cual cada comensal podrá componer su menú pasando del clásico orden entrante-plato principal-postre. Los platos son viajeros, frescos, y entrelazan singulares combinaciones de sabores. A destacar la berenjena asada, papada y anguila con arroz inflado; las mollejas de ternera tostadas con puré de berenjena a la brasa y yema de huevo de campo; y el bollo preñao de cordero tikka masala y lentejas secas. Hotel Iberostar Las Letras Calle Gran Vía, 11. Madrid. 915 242 305. www.altraporestaurante.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Técnica + Producto + Sentimiento, Hotel Único (Madrid)

Clase no le falta a este hotel de la “milla de oro” de Madrid con modernas y elegantes habitaciones distribuidas en un palacio del siglo XIX. Un amplio jardín interior da acceso al restaurante Ramon Freixa Madrid, convertido en poco tiempo en un ‘must’ de la capital española y reconocido con dos estrellas Michelin. Técnica + Producto + Sentimiento son los tres pilares que definen la cocina de Ramon Freixa que se pueden descubrir a través de platos de la carta o de un menú degustación. Hotel Único. Calle de Claudio Coello, 67. Madrid.  917 81 01 73. www.unicohotelmadrid.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Elegancia y sobriedad, Hotel Neri (Barcelona)

Situado en una de las plazas más bonitas y con más historia de Barcelona, la de Sant Felip Neri, el hotel boutique Neri forma parte de la exclusiva asociación Relais & Châteaux, que pone de relieve tanto la excelencia de su servicio como su gran trayectoria gastronómica. Ubicado en un edificio medieval, cuenta con 22 lujosas habitaciones y en su restaurante la chef, Lucía Cudolá, conjuga tradición y modernidad en una cocina con producto de temporada y de proximidad. Ello se refleja en platos sobrios, muy bien trabajados, en los que se le da importancia al producto. Un lugar ideal tanto para una comida de negocios -debido a la tranquilidad y la elegancia del lugar-, como para una cena romántica a la luz de las velas que puede acabar con un paseo nocturno por las encantadoras calles del barrio Gótico. Hotel Neri Relais & Châteaux. Sant Sever, 5. Barcelona. 933 040 655. www.hoteneri.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Exclusividad y evasión, Abadía retuerta (Valladolid)

Asentada en los viñedos de la Ribera del Duero, una abadía del siglo XII totalmente restaurada ha sido convertida en exclusivo hotel durante cuya estancia el visitante puede disfrutar de experiencias muy diversas como catas de vino, vuelo en helicóptero, paseo a caballo entre viñedos… Pero una de las propuestas más destacadas de Abadía Retuerta es, sin duda, su gastronomía, obra de Pablo Montero, cocinero formado en el prestigioso restaurante Mugaritz (la dirección gastronómica es de su chef, Andoni Luis Aduriz). Basa su propuesta culinaria en una visión creativa de la tradición y el uso de ingredientes locales, entre los cuales brilla la presencia de brotes, hierbas y verduras del huerto del dominio. El maridaje se completa con los vinos propios de la finca y la antigua bodega de los monjes, contigua al restaurante, que guarda auténticas joyas de la región. El establecimiento cuenta con tres espacios y diferenciadas ofertas gastronómicas: el Refectorio, una cocina contemporánea, de corte creativo, que se apoya en los productos y productores de la zona. Este restaurante, que cuenta con una estrella Michelin, ofrece dos menús degustación para disfrutar durante el servicio de cena; la Vinoteca, un restaurante en el que disfrutar de una cocina tradicional de tapas siempre muy vinculada a los vinos de Abadía Retuerta; y el Jardín del Claustro, abierto solamente durante los meses de verano, que ofrece una cocina más sencilla, cuya composición culinaria está fundamentada en el producto de esta estación. Abadía Retuerta LeDomaine. Sardón de Duero (Valladolid). 983 680 368 www.ledomaine.es

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hotel Gastronómico para tocar el cielo, Echaurren (La Rioja)

Entre el camino de Santiago de Compostela y la ruta de los vinos de La Rioja se encuentra Echaurren, un hotel gastronómico acogedor cuyo ‘savoir-faire’ se transmite de padres a hijos desde hace más de un siglo. El establecimiento se compone de diversos espacios culinarios que son un viaje de la tradición a la vanguardia con el restaurante tradicional Echaurren; el bistrot El Comilón; el gastrobar E-tapas y un restaurante de cocina de autor, El Portal, que fue el primero en conseguir una estrella Michelin en la historia de la Comunidad de La Rioja y que desde noviembre de 2013 suma una segunda, lo que le coloca entre los mejores restaurantes gastronómicos de España. Echaurren. Calle Padre José García, 19. Ezcaray. La Rioja. 941 35 40 47.www.echaurren.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo más cool, Casa Bonay (Barcelona)

Acaba de abrir en Barcelona el Hotel Casa Bonay, que promete convertirse ipso facto en el lugar donde hay que dejarse ver. ‘Cool’ a rabiar, el interiorismo moderno, desenfadado y con este aire industrial a medio camino entre Berlín y el Soho neoyorkino, lo tiene todo para triunfar. Su cocina no es para menos. El reputado chef argentino Estanis Carenzo ha aterrizado ahí para llevar las riendas de sus tres espacios gastronómicos: Têt, abierto los mediodías, es una taberna moderna donde degustar los platos vietnamitas más típicos como la sopa phó, rollitos nem rán, arroces y carnes a la brasa; Libertine se presenta como una casa de comidas (tapas y platos para compartir como patatas bravas, boeuf bourgignon o hamburguesas), bebidas (con especial énfasis en la oferta coctelera) y baile (sesiones de DJ a partir de las 22h); y Elephant Crocodile Monkey, un restaurante informal que solo abre por las noches y que ofrece una cuidadísima y arriesgada oferta gastronómica con producto local. Algunos platos de su carta son el fiambre de calamar de anzuelo en escabeche negro; el brócoli simple en crema de almendras y vinagre de PX; y el crudo raro de corvina, aceite de aguacate y sal de gusano. Casa Bonay. Gran Via de Les Corts Catalanes, 700. Barcelona. 935 45 80 50. www.casabonay.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.