Una vuelta al mundo en 50 chefs, un cóctel de tradición, modernidad y talento que forma un conjunto esencial tanto para amantes de la gastronomía casera y de autor como para viajeros con apetito artístico, cultural y social. El artista visual Murnau Den Linden ha creado con esta obra una radiografía en clave de mapamundi culinario cuyas zonas remotas y culturas variopintas resultan estar estrechamente conectadas entre sí a través de sus fascinantes restaurantes. Toda una reflexión en torno a la cocina actual con palabras e ilustraciones vibrantes y precisas que convierten el mensaje ecológico en lo fundamental de cada retrato. Un libro que invita a una lectura de cocción lenta para conocer aquellos chefs actuales, hombres y mujeres, que de ninguna manera te puedes perder. Eso es 50 chefs que debes conocer para ser un buen foodie, un libro que invita a una lectura de cocción lenta para conocer aquellos chefs actuales, hombres y mujeres, que de ninguna manera te puedes perder.

LO QUE ESTAS 50 PERSONAS HACEN TE IMPORTA Y TE AFECTA; A TI, A TUS HIJOS Y A TUS NIETOS
DE LA INTRODUCCIÓN DEL AUTOR:

«Mi amor por la gastronomía es tan grande como el periodo que va desde la lactancia hasta la muerte. Es durante ese viaje cuando, en algún momento, te das cuenta de que la vida no trata de cuánto tiempo estés en ella sino de cómo transcurran esos minutos que, viscosamente, se escurren entre tus dedos como manijas de relojes blandos de Dalí. Centrémonos en ello porque todo lo demás escapa a nuestro control.

Este libro está lleno de referencias a música que amo, personajes que admiro y personas que extraño. Tú sabrás juzgarlo en su justa medida. Para mí es mucho más que una colección de textos e ilustraciones sobre chefs y restaurantes, y si no es una visión global del mundo, al menos sí es mi visión global del mundo, de su historia reciente y no tan reciente.

De niño, mientras otros enloquecían con estrellas del cine o del rock, yo lo hacía con las cocineras de mi familia, pintores surrealistas y personajes históricos que siempre, siempre, venían instintivamente acompañados de música; mi pleno amor y atención por las canciones llegó un poco más tarde. Pero llegó para quedarse. Y así hasta hoy.

En general, a mi corta edad, ya tengo claras muchas cosas pero sigo sin saber mucho sobre nada. Pero en cuanto a la cocina, ya con este libro entre tus manos, puedo al menos decir con seguridad y sin miedo a contradecirme que me crispa los nervios comprobar cómo los focos iluminan más a un puñado de chefs que a millones de cocineras.

Sin embargo, aun así, un día tal como hoy hace ya algunos años, empecé, no sin recelo pero sí con la curiosidad de un bebé, a interesarme por estas celebridades de las que ahora me encuentro absolutamente enamorado. Uno de los beneficios —si no el mayor— de reconciliarte contigo mismo es comprobar que tus prejuicios son la más adictiva, pero también la más indigesta, de las zonas de confort.

Así que antes de dar paso a la catarata de clichés, iconos y referencias que se te viene encima, quiero dejar clara la ausencia total de voluntad técnica o académica por mi parte en estas páginas (sobre gastronomía o cualquier otro tema). Me gusta compartir, tal y como lo siento, todo lo que creo importante. Eso es todo.

Y, de verdad, muy a pesar del título de este libro, te diré que para ser feliz en la vida que te ha tocado vivir y acompañarla de una buena comida, no necesitas conocer a estos 50 chefs, ni tampoco necesitas ser un foodie, ni un geek, ni un influencer, ni un hípster. Lo que necesitas es amor, aire puro, océanos limpios y alimentos frescos. Pero está claro que yo sí necesitaba algún gancho que te hiciera llegar hasta aquí.

Lo que estas 50 personas hacen te importa y te afecta; a ti, a tus hijos y a tus nietos. Pero no me extenderé ahora. Encontrarás respuestas en cada capítulo. Eso sí, no prometo que sean claras ni concluyentes. Y lo más probable es que solo te planteen dudas. Pero sí te puedo asegurar que no sentirás que has tirado tu dinero comprando este taco de papel con el que tendrás que apechugar el resto de tus días mudanza tras mudanza, porque, a partir de este punto y final, no podrás vivir sin él.»

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.