A falta de playa, el entretenimiento natural del verano en Madrid pasa por encontrar hueco y acomodarse en una de sus terrazas. Pedir un vino, un picoteo, disfrutar de un atardecer desde las alturas. ¿Las más codiciadas? Las que te permiten escapar del ruido, del tráfico y del vaivén de la gente. No están a vista de calle pero merece la pena dar con ellas. Y para ponértelo fácil, te dejamos algunas pistas. Estas son las 5 terrazas que tienes que conocer (o repetir) este verano sí o sí.

Arzábal en Reina Sofía 

terrazas madridComenzaron con una taberna en el barrio de Retiro, pero el proyecto gastronómico de Iván Morales y Álvaro Castellanos sabía tan bien que los nuevos retos no tardaron en llegar. Entre ellos, esta sede en el Museo Reina Sofía, donde los devotos de la casa pueden seguir disfrutando de la cocina tradicional renovada de este tándem, ahora también al aire libre y en un entorno privilegiado lleno de verde. Sus increíbles croquetas, esa sartén de huevo con trufa que quita el sentido y la interesante apuesta en bodega a la que siempre han sido fieles suma puntos más que suficientes para dejarse caer por allí. Desde desayunos hasta la primera copa de la noche en horario non-stop.

El Paracaidista 

terraza madridEmpezó sonando como una de las sensaciones de la temporada, por novedad y por ecléctico. Un multiespacio donde pasan cosas, una tienda multimarca con deco, moda o cosmética, una cafería con revistas de diseño y ¡hasta un cine! Tendencia y ‘moderneo’ en un barrio que le viene al pelo: Malasaña. Este edificio tiene de todo, incluso un par de terrazas, una de ellas en la azotea, donde puedes matar el hambre a base de un picoteo informal, con propuestas mainstream del tipo pizzas o ensaladas. Si subes a tomarte un vinito al atardecer y se te antoja un mueble de camino, no sufras; eliges, pagas por App y nada de cargar. Te lo llevan a casa.

Vincci The Mint 

terrazas madridEl novísimo hotel Vincci The Mint, en plena Gran Vía madrileña y diseñado por el interiorista Jaime Beriestain, llega con otra de las azoteas de la temporada. The Mint Roof es fresca y mediterránea, se ha atrevido a aparcar un auténtico food truck en las alturas y promete un ‘tardeo’ de lo más entretenido. De lunes a miércoles, chill out y cocina callejera de diferentes perfiles; de jueves a sábado, atardeceres a golpe de mint y buena música. Una de las novedades más apetecibles del verano.

The Hat 

Un hostel a tiro de piedra de la céntrica Plaza Mayor y con una terraza que cuelga el cartel de lleno cada día las tardes y noches de verano. Y es que si está a tope, no pasas de la planta de calle. Pero si subes, te alegrarás. Abrió tímidamente en la recta final del verano 2014 y el año pasado se colocó entre lo más top de la temporada. Desde arriba, unas vistas sobre los tejados del Madrid más antiguo, una copa de vino y buen ambiente.

Gau&Café 

terrazas madridLa terraza de la cafetería de las Escuelas Pías de Lavapiés es uno de los rincones más agradables y escondidos de las noches en la zona. Entras por la puerta de la escuela, no hay cartel ninguno, subes a la última planta y ahí está. Claro que poco queda de aquella emoción clandestina con la que uno subía hace años. Hoy la terraza del Gau es vox populi y eso hace necesaria la reserva. Recomendable especialmente en las cenas, sigue siendo agradable y resultona, con una carta ligera y viajera de buen precio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Descubrir vinos más allá de lo establecido es una de sus grandes pasiones, como lo es el queso en general y el francés en particular. Reparte letras en varios proyectos digitales vinculados con gastronomía, bienestar y estilo de vida.