Drama, thriller, documental… Porque la vida en 35mm marida mejor, os dejo mi particular Top 5 de pelis con mucho vino.

1. Hannibal. Ridley Scott, 2001

Para gourmets con mala uva.

Posiblemente el malo-malísimo más educado de la historia de cine. Convertido ya en icono del terror, el Dr. Lecter es un hombre de gustos sofisticados y algo rarunos. Con tendencia al exceso y cultivado en los placeres de la vida, no oculta su querencia por el sadismo. No obstante, todos sus actos se visten con la elegancia propia de quien sabe que lo mejor para acompañar un salteado de neocórtex frontal es un Chianti toscano… El amigo Ray Liotta, lo sabe bien.

2. Jean Leon 3055. Agustí Vila, 2007

Para soñadores con los pies en el suelo.

Paradigma del ‘self-made man’, la historia de Jean Leon es ‘bigger than fiction’. Como Ceferino Carrión fue emigrante, polizón y taxista; como Jean Leon, restaurador, confidente de las estrellas del Hollywood clásico y bodeguero de éxito. Si te cruzabas en su camino, tu vida no volvía a ser igual. Un hombre que, como sus vinos, ha trascendido al tiempo.

3. El vino y el clima: un relación amenazada. José Luís Gallego, 2013

Para enófilos concienciados.

Miedito en el cuerpo. Y no es para menos. Viticultores, climatólogos y ambientalistas muestran las consecuencias del progresivo aumento de las temperaturas y cómo este hecho amenaza especialmente a los procesos de maduración de la uva, un nuevo escenario potencialmente desolador. ¿Descreídos? Echad un vistazo a este documental y quizás ahora tengáis un motivo para creer.

4. Cuento de otoño. Eric Rohmer, 1998

Para los que creen en las segundas oportunidades.

Una viticultora de mediana edad debe hacer frente a la inminente soledad tras ver como sus hijos abandonan el nido familiar, una casa de campo que se antoja demasiado grande como para llenarla de vida. No obstante, su amiga está decidida a encontrarle un marido y para ello recurre a los anuncios por palabras. La versión analógica de lo que hoy sería una tarde de sofá, vino y una cuenta en Tinder.

5. Escaping Robert Parker. Edward Burley, 2012

Para rebeldes (con o sin causa).

Lo ames o lo odies, Robert Parker y su The Wine Advocate tienen el poder para encumbrar a un vino o bien hundirlo en la miseria. Pero, ¿cómo este tipo ha llegado a convertirse en la personalidad más influyente entre los profesionales del mundo del vino? Es más, ¿se puede escapar a su influencia y salir indemne?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Editor de Contenidos y Social Media Strategist . Guionista de formación, escritor de vocación y 'wine lover' por convicción. Soñador frecuente, viajero ocasional. No le gusta bailar.