Ya ha llegado el momento de despedir el verano y dar la bienvenida al otoño. Empieza la época de manta y sofá, y la mejor forma de inaugurar esta temporada es leyendo. Los cinco libros que te proponemos hoy son de aquellos que no puedes dejar de leer a pesar de que tus ojos ya no aguantan más, de que al día siguiente madrugas y de que tienes otras mil cosas que hacer.

La cúpula. Empecemos pisando fuerte. Stephen King lo mezcla todo: misterio (cómo no), maldad, supervivencia. Todo ello en un pueblo de Estados Unidos que de repente queda atrapado bajo una enorme cúpula invisible. Nadie sale, nadie entra. Las leyes de fuera son un recuerdo: el microcosmo del interior de la cúpula responde solamente a la ley del más fuerte. Para quitarte el sueño (así podrás seguir leyendo).

 

 

 

El último Catón, de Matilde Asensi. Unos extraños tatuajes en el cadáver de un etíope llevan a la hermana Ottavia Salina a seguir el rastro de las reliquias de la cruz e Cristo. La trama se complica cuando, con la ayuda de un capitán de la guardia Suiza y de un arqueólogo, la monja deberá superar siete pruebas basadas en la Divina Comedia de Dante Alighieri, cada una de ellas relacionada con un pecado capital. Si te gustan las novelas históricas y de misterio, sin duda amarás este libro.

 

 

Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago. Lejos de ser un ensayo, esta novela explora los rincones más escondidos del ser humano. La bondad, así como el egoísmo, la fuerza bruta, las ganas de sobrevivir son retratadas por el premio Nobel portugués con una intensidad descomunal. Un par de curiosidades sobre este libro, perfecto para dar la bienvenida al otoño. En ningún momento se revela el nombre de la ciudad donde transcurren los hechos, ni el nombre de ningún personaje: un detalle que hace que la historia pueda pasar aquí y ahora, a cualquiera de nosotros.

 

Diez minutos antes de la medianoche, de Enrique Jardiel Poncela. Un libro para reírse a carcajadas, una garantía desde 1939. Miguel el Melancólico, ladrón de guante blanco, está en medio de un robo junto con su banda. Sin embargo su camino se cruza con Herminia, una joven que le distrae contándole su rocambolesca vida que, entre otras cosas, la ha llevado a perder una hija y a relacionarse con la mafia. Intriga, amor, misterio y, sobre todo, risas: no puede faltar entre los libros para dar la bienvenida al otoño.

 

 

El hombre que plantaba árboles, de Jean Giono. Elzeard Bouffier, un pastor imaginario, tiene como único objetivo plantar árboles para transformar una landa desolada de la Provenza en un bosque. Un libro para aprender a mantener los propósitos, para descubrir el poder de las acciones y, sin duda, para meditar sobre el día a día. Ya que estamos en temporada de propósitos, totalmente recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.