Visualízate en un sillón junto a un fuego, con una mantita de tacto gustoso, un libro, una copa de vino y un ambiente silencioso. Luego un paseo por la naturaleza seguido de un ratito de spa. Y una cena exquisita para acabar el día. Atrás quedaron el trabajo, los problemas y cualquier aparato tecnológico (¡móvil incluido!). ¿Se te ocurre mejor plan para recargar pilas en pleno otoño? Tres hoteles rurales de ensueño:

Mas de la Costa

Un precioso hotel boutique a cuatro kilómetros del municipio de Valderrobres, en plena comarca del Matarraña (Teruel). Rodeado de olivares, campos de almendros, montañas y jardines, acoge quince exquisitas habitaciones (algunas con chimenea y con terraza y jardín privado), una biblioteca, una sala de cine, un pequeño spa con baño turco y sauna, un restaurante gourmet y una piscina exterior de agua salada abierta cuando el tiempo lo permite. Produce su propia electricidad a través de paneles solares y elabora su cocina con las verduras y hortalizas de su propia huerta. Masdelacosta.com

Mas de la Costa2

 

La Vella Farga

Una masía de 1036 restaurada con elegancia a los pies del Pirineo catalán es el idílico marco de este hotel cuatro estrellas. Situado en el pueblo de Lladurs, a 8 km. de Solsona y a 120 km. de Barcelona, combina calma, naturaleza y gastronomía. Cuenta con trece habitaciones, nueve en el edificio principal y el resto en una casita independiente llamada La Caseta del Masover, que puede alquilarse entera con lo servicios del hotel o de manera independiente. Todas con estupendas vistas a unos paisajes que apaciguan al más estresado. El restaurante propone una cocina de autor donde el producto de proximidad se combina con la creatividad de un chef que ha pasado por las cocinas de Nandu Jubany, Sergi Arola o Jordi Cruz: Edgar Suárez Vergés. Hotelvellafarga.com

Escapada

 

La Torre Box Art Hotel

Este encantador alojamiento de la sierra madrileña (en el municipio de Collado Mediano) es conocido por su amor hacia el arte y el diseño y por acoger el intimista restaurante de Rodrigo de la Calle, el padre de la gastrobotánica. El Invernadero, así se llama su pequeño restaurante con una estrella Michelin, ofrece un único menú degustación basado en el mundo vegetal (que no vegetariano, a no ser que lo demandes) y resulta toda una experiencia. Aceptan niños solo a partir de doce años. Latorreboxarthotel.es

box art hotel

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Le gustan más las tendencias que a Kate Moss.