El arte se apodera de las etiquetas de vino. Y bienvenido sea. Estas son tres novedades que coleccionar si sois ‘winelovers’.

Gran Reserva Vinya La Scala, de Jean leon

La bodega Jean Leon ha lanzado hace tan solo unos meses una nueva referencia de su vino más icónico: Gran Reserva Vinya La Scala. Se trata de cabernet sauvignon 100% que tan solo se elabora en años de cosecha excepcional, como fue la del 2011 y que protagoniza esta botella. Es un homenaje al arte tanto por el vino en sí como por la etiqueta, que plasma la obra de un reconocido artista. En este caso el diseñador Javier Mariscal ha sido el encargado de vestir la botella con una obra creada para la ocasión con el título ‘Atardecer en Brooklyn’. Y es que el papá de Cobi ha creado una acuarela que representa “un bonito atardecer saboreando una copa de vino con el impresionante puente de Brooklyn delante”.

arte

 

Killibinbin, de Brother in Arms

Las películas clásicas son el arte al que la bodega australiana Brothers in Arms rinde tributo con el diseño de sus botellas Killibinbin. Hay 6 tipos de vino diferentes (Scream Shiraz, Cabernet Sauvignon, Scaredy Cat, The Shadow, Sneaky y Seduction) y otras tantas etiquetas molonas que merecen ser coleccionadas.

vino

 

Just Fucking Good Wine Organic, de Neleman

Grafitis y estilo punk no tienen que estar reñidos con algo tan elegante como es un buen vino. Lo demuestra la bodega Neleman con la etiqueta de su tinto Just Fucking Good Wine Organic. Se trata de un diseño que “se diferencia claramente del resto a través de su mensaje provocativo. El nombre y la tipografía representan una mentalidad punk auténtica muy poco convencional”, explican desde Gregorio Design, su estudio creador, que pretende de esta forma acercar el vino a un público más actual.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.