Nos vamos de pícnic. Y para completar el plan, buscamos lugares de fácil acceso y cómodos para poder disfrutar de la comida que hayamos preparado y de un buen vinito. Os proponemos estas tres ideas. ¿Coges la mochila ya?

Cala Morisca

Cerquita-cerquita de Barcelona, esta playa del Garraf es un refugio para naturistas, aunque también acuden muchos ‘textiles’ sin problemas. También fondea algún velero o pequeña embarcación frente a esta playa (si vas en coche deberás pagar por aparcar). Un lugar que invita a disfrutar de la naturaleza porque siempre está limpio (cada día unos operarios lo repasan a mano). Tratándose de un paisaje marino se nos ocurre proponer un Verdeo (DO Rueda), que va de maravilla con aperitivos y marisco (¡no olvides las latas de berberechos, navajas y almejas!). Dado que se recomienda servir a 8-10ºC, mejor llévatelo dentro de una nevera portátil.

vino torres verdeo

 

Gorg del Molí dels Murris

Hay rincones casi secretos que siempre apetece compartir. Este es uno de ellos. Una cascada idílica, preciosa, rodeada de vegetación frondosa. Incluso te puedes bañar allí. El paraíso en la tierra, vamos. Está en una zona volcánica, la comarca de La Garrotxa (Girona), y su acceso no es complicado. Puedes aparcar el coche a cinco minutos caminando de ahí. Apetece sentarse junto a este salto de agua ubicado en el municipio de Les Planes d’Hostoles y llamado Gorg del Molí dels Murris, y apetece compartir un embutido, un queso, una pasta que hayas metido en una fiambrera. Un vino que le irá de maravilla a estos bocados es De Casta, de la DO Catalunya. Hay que servirlo a 10 grados; si no tienes nevera, sumérgelo en el lago de la cascada unos minutos y obtendrás la temperatura perfecta para beberlo.

vino torres de casta

Parque de Diagonal Mar

Para los que son muy pero que muy urbanos, para los que les cuesta salir de la ciudad, este lugar es ideal. Porque está en Barcelona. Es el enorme y modernísimo parque de Diagonal Mar, que no solo es perfecto para ir con niños, entre otras cosas por sus toboganes gigantes y por la proximidad a la playa, sino porque tiene zonas habilitadas para pícnic. Hay además zonas verdes,  fuentes, lago… Siendo un espacio relativamente nuevo, vamos a proponer un vino de una zona vitivinícola relativamente nueva para los españoles: La Causa, de Chile. Marida bien con charcutería, guisos, embutidos y arroces. Es decir, nada que no puedas preparar en casa para un día de pícnic.

vino la causa

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Si le preguntan por su profesión, responderá: "Periodista". Si le preguntan por su vida personal, repetirá: "Periodista". Vivir la vida y contarla. No hay nada que le guste más, sea desde El Periódico de Catalunya, donde es el responsable de las secciones Gente y Gourmet's, o desde www.gastronomistas.com.