Se puede ir descubriendo el vino a través de amigos que entienden más o menos sobre taninos y demás, o visitar tiendas en las que dejarte aconsejar por expertos que probablemente te darán más y mejores consejos que cualquier amigo del alma.

EL CELLER DE GELIDA (VALLESPIR, 65)
Este negocio familiar y de barrio (está en Sants) se ha ganado a pulso un nombre en toda Barcelona desde que, allá por 1985, apostó por los vinos y licores de calidad de todo el mundo (ofrecen más de 3.500 referencias), cuando lo que se estilaba en aquella época era vender a granel. “No sabemos vender los que no nos gusta”, asegura Toni Falgueras, alma mater de este comercio que le vio nacer y al que le dio el nuevo impulso con ese cambio de rumbo pionero. Por eso te ve entrar por la puerta y con un par de cosas que le preguntes ya sabe cuál es tu vino. Te puede incluso recomendar la lectura de alguno de los 500 libros sobre el tema que tiene en su biblioteca. O enseñarte esa cava con más de 100 añadas y alguna que otra joya de coleccionista (guarda algún Oporto del siglo XIX). Tal es su pasión que lideró la asociación de tiendas especializadas Els Mestres Cellerers de Catalunya y a ser miembro fundador de la Asociación Catalana de Sumilleres. ¿Quién mejor que Toni y su equipo para descubrirte los tragos más interesantes?
VILA VINITECA (AGULLERS, 7 Y CENTRO COMERCIAL L’ILLA DIAGONAL -DIAGONAL, 557-)
Quim Vila es la cara visible de este negocio: escribe en periódicos sobre vinos, organiza concursos de cata internacionales y multitudinarios, reúne a cocineros con estrellas Michelin para que hagan platos navideños… Pero detrás de su hiperactiva y omnipresente figura está Vila Viniteca, una empresa de referencia en la comercialización de vinos y licores, cuyo catálogo ronda las 8.000 referencias procedentes de unas 200 bodegas. Puedes ir a la tienda original, en el Born (calle de Agullers, 7) o a la que está en el centro comercial L’Illa Diagonal. Monta catas e incluso tiene un club cuyos socios que reciben cada mes seis botellas seleccionadas por sumilleres y enólogos, normalmente novedades y producciones limitadas.


MONVÍNIC STORE (DIPUTACIÓ, 251)
Si a ti te van otros vinos, distintos, alternativos, Monvínic Store es tu lugar en el mundo. Son solo 30 metros cuadrados, pero están muy bien aprovechados porque desde este pequeño local del Eixample se domina todo el planeta vino: 1.500 referencias de 20 países. Eso sí, de elaboradores artesanales y a menudo de zonas desconocidas para el público que solo conoce el mercado ‘mainstream’, lo cual tiene aún más mérito. Las botellas están expuestas dentro de neveras que conservan la bebida a 16 grados para que siempre esté en perfectas condiciones. En Monvínic Store, que ocupa parte del espacio de lo que en su día fue Fastvínic, también organizan catas para divulgar estos vinos menos comerciales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Si le preguntan por su profesión, responderá: "Periodista". Si le preguntan por su vida personal, repetirá: "Periodista". Vivir la vida y contarla. No hay nada que le guste más, sea desde El Periódico de Catalunya, donde es el responsable de las secciones Gente y Gourmet's, o desde www.gastronomistas.com.