Formentera es un paraíso terrenal con aguas cristalinas de color turquesa, arena blanca, calas escondidas entre rocas negras, una naturaleza casi salvaje y acantilados que dejan sin aliento. Son menos de 20 kilómetros de punta a punta, pero de una belleza auténtica y preservada, donde gozar de atardeceres románticos sobre el mediterráneo con un cóctel en la mano, brindar con el mejor vino en restaurantes marineros con vistas al mar o pasear por campos vírgenes hasta llegar a faros que nos hacen sentir en otra época, en otro mundo. Una isla donde retirarse y olvidar la rutina, dedicándose al ‘farniente’ y disfrutando de la buena vida. ¿Dónde alojarse?

Hotel Es Marès, para olvidarse del resto del mundo:

Todo. Absolutamente todo en este pequeño establecimiento familiar es lujo y elegancia, pero en estado bruto y con un gusto y cuidado del detalle de lo más exquisito. Desde el hall hasta las habitaciones de ensueño, el comedor, la terraza con piscina, la zona de spa con tratamientos de belleza y rituales de bienestar o el gimnasio situado en la azotea y con visitas a Sant Francesc Xavier, la localidad donde se encuentra Es Marès.

Interiorismo minimalista, tonos crudos y materiales naturales (argila, piedra, madera y fibra) conforman un ambiente cálido, acogedor, luminoso, muy zen y en perfecta armonía con la esencia de la isla. Así se ha ganado Es Marès la categoría 4 estrellassuperior.

Recomendamos una estancia en este hotel en cualquier temporada (es uno de los pocos establecimientos de Formentera que abre todo el año). En verano, puede ser un buen punto de partida para disfrutar de los encantos del mediterráneo y, en invierno, es el enclave perfecto para gozar de una tranquilidad absoluta, desconectar, dejarse mimar y volver al día a día como nuevo. Además, para que el huésped no tenga que preocuparse de nada, todo tipo de material está incluido en el precio de la estancia: bicicletas eléctricas, material de playa, spa, etc.

La oferta de Es Marès se completa con una cafetería, un restaurante y un gastrobar donde disfrutar de una cocina mediterránea moderna. Recomendamos probar su particular interpretación de la ensalada payesa, una especialidad isleña tratada de forma más refinada aquí: la preparan con patata morada y brotes, una auténtica delicia. Y cuando hace buen tiempo, su oferta gastronómica se puede degustar en su bonita terraza, que antaño fue jardín del convento vecino.

Precio medio: a partir de 200 euros la noche en temporada baja.

Es Marès, Santa María nº15, Sant Francesc – www.hotelesmares.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Hostal Casbah, espíritu hippie-chic:

El ejemplo mismo de cómo lo auténtico no está reñido con lo ‘cool’, y como la arquitectura puede comulgar y fusionarse con un entorno natural llegando, incluso, a sacar partido propio a su belleza. Casbah, situado en un pinar, cuenta con una parte central donde se encuentra el restaurante y las zonas de relax. Todo con aberturas y cristaleras que dan la agradable sensación de estar al aire libre continuamente. Las habitaciones se distribuyen en casitas individuales de construcción isleña y de color blanco, distribuidas en el jardín entre árboles, plantas y cactus. Calma, paz y una tremenda sensación de bienestar caracterizan este lugar que invita a quedarse atrapado en una tumbona al lado de la piscina, hacer la siesta, leer, escuchar música, conversar o cualquier otro de esos pequeños placeres de la vida que a menudo olvidamos de disfrutar por falta de tiempo.

Si sois más de agua salada, a cinco minutos andando por un adorable caminito de tierra donde no os cruzaréis ni un gato, se accede a la playa de Migjorn, donde se encuentran algunos de los chiringuitos más famosos de Formentera: El Pelayo, famoso por la gigantesca paella que prepara cada domingo (de la que pueden comer hasta 600 comensales); Sa Platgeta, que no parece haber cambiado ni un ápice en las cuatro décadas que lleva abierto y Sol y Luna. Típicos, auténticos y todos con buen rollito. Para una comida más refinada y con acento gallego, volved a Casbah (el restaurante es para clientes y para visitantes de fuera). La jovencísima cocinera Marina elabora platos sencillos y de inspiración tradicional, pero con aportaciones modernas: sorprenden sus croquetas de pulpo con mayonesa de aceitunas, seduce su tiernísimo pulpo a la parilla con puré de patata, que está de vicio con una copa de garnacha blanca Rebels de Batea y enamora para siempre su torrija preparada con haba tonka.

Precio medio: a partir de 70 euros la noche en temporada baja.

Casbah, Platja de Migjorn, Formentera – www.hostalcasbah.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Hotel Cala Saona, lujo en un enclave de ensueño:

Destaca por su ubicación privilegiada en la romántica Cala Saona que, cómo no, le da su nombre. Quizá una de las más famosas de Formentera debido a sus espectaculares puestas de sol en el mediterráneo. Este Hotel & Spa 4 estrellas cuenta con todas las comodidades para pasar una estancia de nivel con los pies casi en la arena. En la planta baja, el restaurante Sol Post cuenta con una espectacular terraza panorámica que invita a contemplar el mar mientras disfrutas de uno de los mejores arroces que probarás en tu vida. Ya que estáis en Formentera disfrutando sin medida de la vida, ni lo dudéis: pediros un arroz del senyoret, con el pescado y marisco limpio y listo para comer de un bocado. Otro gran plato del hotel es una de las más espectaculares y sorprendentes especialidades isleñas: el bogavante con patatas, pimiento verde y huevos fritos. Una mezcla insospechadamente sabrosa, también contundente. Para rematar una comida perfecta, pediros un cóctel y tumbaros en una hamaca de la zona chill-out. Musiquita, brisa marina, olor a pinos y vistas al infinito: quedaros aquí quietos sin nada más que hacer que esperar el atardecer…

Precio medio: a partir de 100 euros la noche en temporada baja.

Cala Saona, s/n, Formentera – www.hotelcalasaona.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.