Amantes del vino, Florencia es vuestra ciudad. La capital de la Toscana, que alberga una de las DO más prestigiosas del mundo, es cuna de enotecas. Mitad ‘wine store’, mitad bar de vinos donde disfrutar de una copa y una oferta gastronómica accesible centrada en embutidos y quesos de gran calidad, paninis y crostinis, estos locales son el refugio ideal para los hedonistas del mundo.

La Volpi e L’Uva

Este local es toda una referencia en la ciudad. En la barra o en su magnífica terraza a dos pasos del emblemático Ponte Vecchio disfrutaréis de vinos a copas entre más de 45 referencias distintas de tintos italianos y de blancos franceses que no encontraréis en otro lugar, procedentes de pequeñas bodegas locales, en su mayoría biodinámicos y ecológicos. Probad el Chianti clásico, el Brunello, el Prosecco (vino espumoso italiano) o el Vino Santo, dulce e ideal para acompañar el postre. Podréis acompañar el trago con tablas de embutidos y quesos, o bien paninis y crostinis (tostadas). La Volpa e L’Uva también es una tienda en la que podréis dar con vuestra botella ideal entre más de 1.000 referencias distintas que llenan las paredes. Piazza dei Rossi, 1. De lunes a sábado, de 11 a 21 h.

enotecas Florencia

Fuori Porta

Al lado de la puerta de San Miniato, antigua muralla de la ciudad, hace las veces de restaurante y de tienda esta enorme y acogedora enoteca. La cocina es simple pero deliciosa, a base de paninis, bruschettes y tablas de embutidos y quesos que acompañan de maravilla al protagonista indiscutible de la casa: el vino. Hay cerca de 500 opciones distintas a disfrutar por copas procedentes de la Toscana y de las demás DO italianas. Recomendamos probar el Nobile o un Brunello. Por si fuera poco, unas cinco veces al año renuevan esta carta de vinos que también se pueden comprar en botella. Un souvenir in-dis-pen-sa-ble. Via del Monte alle Croci, 10r. De lunes a sábado, de 12.30 a 00.00 h.

enotecas Florencia

Pitti Gola

Uno de nuestros favoritos por su elegancia y por su apuesta por los vinos italianos de tradición en una época en la que la palabra “vanguardia” parece ser de obligado cumplimiento. Este establecimiento es imprescindible si os definís como auténticos ‘wine lovers’ para disfrutar de una cata especial con auténticos tesoros que pueden remontar hasta el año 1950. Además, tienen una interminable lista de Chianti, por lo que podréis descubrir diferentes expresiones de este tinto estrella de la Toscana. Y aunque los precios suben un poco más que en otras enotecas de la ciudad (a partir de 6,60 euros la copa), vale la pena también por su carta de selectas especialidades italianas y su espléndida terraza en la majestuosa Piazza de’Pitti. Piazza de’Pitti, 16. De miércoles a lunes, de 13 a 00 h.

enotecas Florencia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que colabora con medios de ambos lados del Pirineo.